ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

Exige el Sindicato de Salud, sección 39, que se apliquen las vacunas contra COVID-19 para los cerca de 5 mil empleados tanto del sector privado como público que aún no reciben la primera dosis.

Se trata en general de personal administrativo que no ha recibido ni una dosis, además de médicos y enfermeros que por diversas razones tampoco han accedido a este biológico.

De entre estos 5 mil, al menos 2 mil 700 son médicos que trabajan en farmacias, hospitales privados o que tienen consultorios propios, pero que no por esto dejan de estar expuestos y por lo tanto es necesaria su inmunización.

En lo que se refiere a Fresnillo, falta todo el personal administrativo de la Jurisdicción Sanitaria 3 de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), además de poco más de 100 empleados administrativos y un reducido número de enfermeros, así como médicos del Hospital General.

Hasta ahora la respuesta que ha recibido el Sindicato de Salud por parte del titular de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), Gilberto Breña Cantú, es que el sector salud debe esperar su turno, ya que de momento es el de los maestros.

Aunque el sindicato aclaró que no está en contra de la vacunación a los docentes y merecen ser vacunados, para que la educación continúe y el rezago educativo no siga ampliándose, enfatizaron que el sector salud debería ser prioritario, ya que si hay un rebrote entre el personal la situación podría agravarse.

Enfatizaron que el que ahora la situación esté controlada es derivado de la inmunidad de rebaño que ha generado la vacunación entre el personal, sin embargo, confiarse a esta situación puede ser perjudicial, ya que de este sector depende que la contingencia sanitaria permanezca controlada.

Asimismo, dijeron que si la prioridad es la vacuna deberían detenerse obras para adquirir más dosis que permita acceder al biológico, y no sólo para el personal de salud, sino para la población en general.

Anunciaron también que seguirán trabajando bajo protesta, ya que legal y jurídicamente no pueden parar al ser la salud un derecho humano que deben proteger, sin embargo, la exigencia para que se vacune a todo el personal persiste.

FOTO: ARCHIVO


Los comentarios están cerrados.