REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Un tribunal federal negó a Jorge Luis Lavalle Maury concederle una suspensión provisional para que lleve en libertad su proceso por el caso de los presuntos sobornos que Emilio Lozoya dice haber repartido para la aprobación de la reforma energética, dinero que procedería de Odebrecht.

Tras analizar un proyecto de sentencia del magistrado Alejandro Gómez Sánchez, el Segundo Tribunal Colegiado Penal en esta Capital resolvió que es infundada una queja con la que el ex senador panista buscaba el cambio de medida cautelar, razón por la que continuará preso en el Reclusorio Norte.

En forma unánime, los tres integrantes del colegiado señalaron que no es procedente la pretensión de Lavalle porque la restitución de un derecho como la libertad solo puede ser resuelta en la sentencia de amparo y no en la suspensión, al tratarse de un tema de fondo.

«Lo pretendido por el recurrente implica un pronunciamiento de fondo, ya que la decisión del juez de negar la suspensión provisional para el efecto de dejar sin efecto la medida cautelar y que pueda continuar el procedimiento en libertad, constituye el acto reclamado, lo que en modo alguno puede ser materia de pronunciamiento en la suspensión en el juicio de amparo», se lee en el fallo.

«Esta medida cautelar tiene únicamente la finalidad de mantener viva la materia de la litis constitucional, pero no de analizar cuestiones de fondo, ya que eso es propio del juicio principal».

El ex legislador alegó en su demanda que el hecho de que él estuviera en prisión ocasionaba una afectación irreparable a sus hijos y que la norma establece que debe anteponerse el interés superior de menor.

Sin embargo, el colegiado sentenció que ese no es un argumento analizado por el juez de control que le impuso la prisión preventiva y, por lo tanto, constituye una cuestión legal ajena, además de que el derecho de los menores tiene límites frente a los derechos de las demás personas y de la sociedad misma.

El pasado 13 de abril Marco Antonio Fuerte Tapia, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, vinculó a proceso al ex senador panista por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, en un fallo en el que también le ratificó la prisión preventiva justificada

La imputación que lo privó de la libertad está relacionada por la denuncia que presentó el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, quien afirma que Lavalle fue uno de los legisladores a quien sobornó con dinero de Odebrecht para que fuera aprobada la reforma energética.

El 30 de abril Lavalle presentó un amparo ante el juez federal Antonio González García, solicitándole la suspensión provisional para que le modificara la medida cautelar, es decir, para que sustituyera la prisión preventiva justificada por la libertad con algunas medidas adicionales de aseguramiento.

González, titular del Juzgado Segundo de Distrito en Amparo de esta ciudad, concedió una suspensión provisional sólo para que prevaleciera el mismo estado de las cosas; con relación a la solicitud del ex senador, descartó concederla para que llevara su proceso en libertad.

Es contra ese fallo que Lavalle presentó una queja que ahora el colegiado ha ratificado en los mismos términos dictados por el juez.

El juzgador programó para este martes la audiencia en la que va a decidir si concede o niega la suspensión definitiva en los términos solicitados por el panista.

Abel Barajas
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.