CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

TLALTENANGO DE SÁNCHEZ ROMÁN. Un informe emitido por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y entregado al ayuntamiento este miércoles, dio como resultado que los niveles de contaminación dentro del relleno sanitario están dentro de los límites máximos permisibles, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 052 Semarnat 2005.

El secretario del ayuntamiento, Aldo Peláez Mejía, informó estos resultados, luego de que la Profepa ordenara unos estudios de laboratorio en noviembre de 2020, para lo que acudió personal del Laboratorio Ambiental de Guanajuato, ubicado en carretera a Juventino Rosas en ese estado, y que forma parte de la Red Nacional de Laboratorios Ambientales avalados por la procuraduría.

Según explicó el alcalde, los estudios de laboratorio realizados demostraron que no hay algún tipo de contaminación de riesgo para la población, según arrojaron las muestras de agua y la volatilidad del aire.

Por ejemplo, detalló, en sulfuros lo máximo permisible es 500 sobre kilo, mientras que el relleno está en poco más de 33 de lo permitido.

En tanto, en cianuro, lo máximo son 250, y están en 2.48 dentro de la normatividad aplicable; así también los líquidos que se extrajeron del arroyo Los Tecongos, que colindan con el relleno, no tienen olor ni color característico y tampoco sólidos.

Estos son parte de los parámetros, dijo, evaluados por la procuraduría.

Por tanto, el presidente hizo un nuevo llamado a los habitantes de Cicacalco, quienes mantienen un bloqueo en la entrada del relleno, para que con diálogo y “buena voluntad” resuelvan el conflicto.

Respecto de la posible visita de María Luisa Albores, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dijo que primero se hicieron las llamadas correspondientes para saber una fecha probable.

Comentó que durante su visita a Ciudad de México, trató de comunicarse para preguntar por una posible respuesta, pero no la obtuvo, ya que, por la pandemia, esa dependencia sigue sin funcionar al 100 por ciento.

Acompañado de Dorian Emmanuel Luna de la Cruz, director de Obras Públicas; y Jorge Eduardo Reynoso Carlos, oficial mayor, el secretario resaltó que el personal del laboratorio avalado a nivel federal acudió para llevarse muestras de agua y residuos, de los que no se encontraron daños medioambientales más allá de lo permitido.

Mencionó que la delegación de la Profepa en Zacatecas reiteró que el ayuntamiento únicamente debe realizar algunos trabajos para garantizar el buen funcionamiento del relleno, de lo contrario, afirmó que en cuanto el personal realizó la inspección del lugar, se hubieran colocado sellos de clausura de haber anomalías, lo que no ocurrió.

Por tanto, dijo que no hay impedimento para que se frente la actividad del relleno sanitario,  salvo atender detalles, y recordó que la procuraduría es la instancia que regula los rellenos tipo C, como es el caso de Tlaltenango.

Así, también, recordó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizó su propio dictamen y coincide en que el lugar está dentro de normativa, además de que los pozos de agua que tiene la comunidad Cicacalco no tienen rasgos de contaminación.

Recordó que el 9 de noviembre, la Profepa acudió y levantó un acta de inspección y posteriormente vino personal de los laboratorios especializados para llevarse las muestras del agua, así como hacer una evaluación del aire, de los que este miércoles entregaron los resultados.

De esta manera, Aldo Peláez reiteró que el relleno está operando dentro de la normativa y por tanto “no podemos caer dentro del hecho de afirmar que el trabajo de las instituciones no se hizo de la mejor manera”.

Por ello, dijo que apela a la buena voluntad de la ciudadanía, ante todo de los habitantes de Cicacalco para ya darle solución al conflicto, “y entren ya en razón”.

Ello, considerando que han sido insistentes en acudir para resolver las observaciones administrativas, pero los manifestantes no les han permitido acceder al lugar, por lo que les pidió una vez más, que le den validez a las instituciones a nivel federal y se resuelva el problema “como debe ser, con buen diálogo y buena voluntad; que se vuelva a abrir el relleno sanitario”, que de paso, recordó, al municipio no le costó un peso, por lo que bien se puede permitir a los habitantes del municipio acceder “a tener juntos un relleno que Tlaltenango merece”.


Los comentarios están cerrados.