DESCANSADOS

Volvieron los legisladores después de casi dos semanas de vacaciones. No son pocos los que, sin pena, por ahí de mediodía hacen acto de presencia en el Congreso del Estado (cuando se dignan) y por la tarde se dedican a las campañas, suyas y de otros. Aunque sea de volanteros.

Arrastran caras largas quienes no tuvieron la gracia en los acuerdos electorales. Varios fueron de anhelar San Lázaro a clavarse de uñas a la curul local. Tan mal les resultó que ahora se dicen bien servidos con la promesa de un cubículo en Ciudad Administrativa. Ni para regidores les dio la 4T.

Otros pasaron de largo Semana Santa y, pecando de avaricia, se aferran a la diputación, sobre todo a la jugosa dieta. Perla Martínez, del PRI; Juan Mendoza, del PRD; Roxana Muñoz, de Morena; Gabriela Pinedo, del PT, y Aída Ruiz, de Nueva Alianza, buscan repetir sin privarse de las mieles de la Legislatura. Dejen algo, reclamaron los suplentes.

 

SALDO NEGRO

Mientras los líos electorales se hacen cada vez más nudo, a la capital del estado la azota la violencia. Entre las penosas cifras de ejecutados de cada día, el asesinato de un joven en la plazuela del Vivac, llegando al Centro Histórico y todavía en temporada vacacional, debió ser preocupación para gobiernos y candidatos. No está tan fácil y no ha sido el único.

Con los reflectores que acapara Fresnillo, luego se olvida que también Zacatecas ha destacado en las listas negras de percepción de inseguridad, por cierto en aumento, con hasta 85 por ciento de sus habitantes con miedo. Y ésos son los datos oficiales.

También en otras encuestas, como la de marzo de Massive Caller, el municipio destacó entre los más rojos del país. Curiosamente y aunque ya no está en la alcaldía, Ulises Mejía se mantuvo entre los de mayor aprobación. Su protesta continúa con la impugnación de la resolución del Trijez, al que acusa de haberse pasado de lanza. Enfoques.

 

PRÍSTINO MENSAJE

Después de varios chismes de quienes aseguran que los ojitos del gobierno del estado ven para otro lado, desde todos los rincones de Zacatecas llueven reclamos a las oficinas de Plaza de Armas, pues son muchos los sentidos que reprochan abandono en plena pelea contra el arrase de la Cuarta Transformación. Van, pero solos.

Los priístas más añejos son los que se dicen más agraviados, pues aseguran que sienten lejos al gobernador Alejandro Tello del partido y que ya ni ánimos tienen, ni siquiera ¡en Pinos! En el fuera el bastión tricolor, critican que ya hace tiempo que no saben de la administración estatal y peor tantito, que no tienen ni a quién reclamarle.

Por aquellos rumbos, los candidatos son Omar Tellez, para la alcaldía, y Herminio Briones, en el distrito 15.

 

VOTO RIESGOSO

Cayó a este frasco de Veneno que las campañas en Cañitas de Felipe Pescador no despegaron el primer día por una arraigada tradición: la de una peregrinación a Plateros que vació la cabecera municipal y, advierten las malas lenguas, se espera que, en consecuencia, no llene los hospitales.

Cuentan los chismosos que, en el fervor electoral y olvidando la pandemia, el mismísimo Marco Antonio Regis, quien pretende repetir de alcalde con el Partido Verde, envió camiones y repartió comida para los que acudieron al santuario. Dadivoso.

Con 61 positivos a la COVID-19 y 12 muertos por la enfermedad, tal parece que éste será otro de los municipios donde campaña mata sensatez y de rebote, advierten los que saben, se lleven a otros más. ¿Y la responsabilidad?


Los comentarios están cerrados.