REFORMA
REFORMA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador negó que con su propuesta de reforma a la Ley de Hidrocarburos vaya a haber expropiaciones, ya que se respetarán los contratos existentes.

En conferencia de prensa, el Mandatario aseguró que la iniciativa es para poner orden en el sector, y se acabe «la robadera», de la que no serán cómplices.

«Por eso se dice arriba, que ojalá la lean los legisladores y también los comentaristas de los medios de comunicación para que no se eche a andar una campaña hablando de lo que tú comentabas, de expropiación, ha quedado claro de que no se va a llevar a cabo, si no es necesario, una reforma constitucional en materia de energéticos, se van a respetar los contratos», aseguró.

«Incluso en este asunto, los que tienen los contratos, se les van a respetar, los 70 contratos, los que tienen contratos vigentes, nada más que ya no vamos a dar más contratos, si se aprueba la ley lo que también necesitamos proteger a Pemex para garantizar el abasto de gasolinas, no podemos estar dependiendo del extranjero».

López Obrador expuso que en el periodo neoliberal hubo personas que recibieron hasta 10 concesiones para importar gasolinas y nunca las utilizaron, y se otorgaron más de mil, de las que actualmente quedan 75.

«Así como ahora ya están devolviendo las concesiones porque ya no quieren pagar los impuestos, porque antes mantenían las concesiones, tenían que pagar impuestos pero les condonaban los impuestos y como ahora ya no te permite pues están devolviendo las concesiones», explicó.

«Esperemos que se recupere la superficie que se entregó durante el periodo neoliberal para las concesiones mineras, lo mismo en el caso de las concesiones son los permisos que se entregaron para la importación de combustible, fueron más de mil, cuántos quedan, como 75».

El Jefe del Ejecutivo dijo que las fueron cancelando y nunca cumplieron con traer gasolina al País, además de que tampoco construyeron instalaciones, puertos, tanques de almacenamiento o ductos.

El Mandatario aseguró que la reforma a la Ley de Hidrocarburos no cancela posibilidad de que sigan haciendo negocios.

«Es quitarle las aristas más filosas a la reforma energética, que es una actitud moderada, sin que se cancele la posibilidad de que continúen haciendo negocios lícitos con ganancias razonables… hablan de expropiación (pero) no estamos hablando de quitar los contratos para utilidad compartida», expuso.

«No estamos quitando tampoco concesiones mineras no estamos quitando contratos de la industria eléctrica, nada de eso, son modificaciones a la ley para proteger a la Comisión Federal de Electricidad, a Pemex, que es proteger a los consumidores del país, es proteger a los mexicanos de la voracidad de las empresas, eso es lo que estamos llevando a cabo».

López Obrador argumentó que cuando se dio la crisis del huachicol, se llegó a tener muy pocas reservas de gasolina y se tuvo que recurrir a las importaciones, pues se depende de la compra del combustible en el extranjero.

«Imagínese lo que hubiese sucedido si nos dejan de abastecer una semana de gasolinas, pues nos provocan una crisis gravísima, en todos los órdenes, en lo económico, lo social y lo político», manifestó.

«Entonces, tenemos que ser autosuficientes, con actividades estratégicas para que México siga siendo un país independiente y soberano».

Antonio Baranda
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.