KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Trabajadores administrativos de la Unidad Médica Familiar Número 57 del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) pararon los servicios a los derechohabientes como protesta ante la falta de vacunación contra COVID-19.

Los servicios que dejaron de operar son archivo, farmacia, salud en el trabajo y administración de la unidad, espacios en los que laboran entre 30 y 35 personas quienes argumentaron estar en contacto con todo tipo de pacientes, lo cual los convierte en un sector vulnerable ante el COVID-19.

Explicaron que por ser área administrativa se les informó que serían vacunados en la tercera etapa de la Estrategia Nacional de Vacunación, sin embargo, el contacto con pacientes es diario.

 


Nuestros lectores comentan