Marlene Luna / NTRZACATECAS.COM
Marlene Luna / NTRZACATECAS.COM

“Nosotros no teníamos ninguna noticia, ninguna información para nosotros, fue una gran sorpresa”, expresó Antonio Soto Guerrero, rector del Santuario del Santo Niño de Atocha.

La creación del Santo Niño de Atocha será de resina con fibra de vidrio y mide 6.90 de altura y tres metros de ancho, y fue ordenado por el gerente del Gas Campanita, Gerardo Romo, quien murió, pero lo dejó ordenado y liquidado.

Gerardo Romo dijo que cuando ya estuviera le iba a indicar al santuario para que ellos determinaran dónde se iba a colocar: “fue un devoto, es como traerle unos huarachitos o un vestidito al santo niño, él tenía ese gran secreto y dijo, yo se lo voy a regalar”, recordó Soto Guerrero.

“El Santo Niño de Atocha es gigante, pero no olvidemos que el Santo Niño de Atocha es chiquito y que esto nos hace ver que no es por su grandeza por lo que es milagroso, nos quiere hacer ver que Dios es chiquito para enseñarnos a través de la pequeñez y que demuestra sus grandes prodigios para toda su gente”, reflexionó.

El rector mencionó que lo están fabricando artesanos del taller, El Volado, en la Ciudad de México.

Soto Guerrero recordó que se tiene proyectado que el Santo Niño de Atocha llegue en los últimos días de febrero o mediados de marzo; estará desarmado y será resguardado en una bodega, esto, es por indicaciones de la familia Romo.

Informó que se pretende que será colocado en la glorieta que vienen del norte, sobre la avenida Plateros, donde está el puente peatonal: “no se quiere instalar en un cerro para evitar causarle daños en un futuro”.


Los comentarios están cerrados.