REFORMA
REFORMA

MONTERREY, NL. El Club de Futbol Monterrey se defendió de las acusaciones del América, que en un comunicado oficial acusó al equipo regio de tener conocimiento de que había casos positivos de COVID-19 un día antes del partido y no tomó medidas adicionales.

Rayados anunció este miércoles 19 casos positivos del primer equipo, 11 jugadores y 8 de staff y cuerpo técnico, por lo que le fueron reprogramados sus próximos partidos de las Jornadas 3 y 4.

Tras eso, América se manifestó en una acusación directa al club.

“Es indispensable una mayor responsabilidad de todos para disminuir los contagios por COVID-19. Consideramos que el equipo titular de Rayados pudo haber tomado precauciones adicionales al enterarse que algunos de sus jugadores dieron positivo un día antes del encuentro”, señaló el club capitalino en un comunicado.

A las pocas horas de ese comunicado del América, Rayados publicó otro argumentando su defensa en que cumplieron con los protocolos de la Liga MX.

“Con base a nuestros valores y nuestro código de ética, los integrantes del club respetamos al rival, las leyes y los reglamentos, jugamos limpio en la vida y en la cancha”, dice el comunicado.

“Por tal motivo ante la pandemia del COVID- 19 que se ha extendido por el mundo y por México, en los últimos 11 meses hemos implementado estrictos protocolos para preservar la salud y la seguridad de los integrantes de la institución (jugadores, cuerpo técnico, directivos, staff, empleados y colaboradores) y de nuestros visitantes, por lo tanto enfatizamos que en el partido contra el Club América, realizado el sábado 16 de enero en el Estadio BBVA, nuestro club cumplió en tiempo y forma con todos los protocolos sanitarios y de competencia establecidos por la Liga MX y las autoridades sanitarias para este Torneo Guardianes 2021”

El viernes previo al juego ante las Águilas, el DT del Monterrey, Javier Aguirre, reveló que había un brote en el equipo Sub 20 y que tres jugadores extranjeros del primer equipo presentaron síntomas de COVID-19, por lo que se les hicieron pruebas PCR.

El “Vasco” identificó ese mismo día a Stefan Medina y al día siguiente a Avilés Hurtado, después del partido, como dos de los afectados. Ninguno jugó ante el América. El domingo, Rogelio Funes Mori no se presentó a entrenar.

A partir de ahí se sumaron jugadores sospechosos de haber contraído COVID-19 hasta que la lista llegó a 19 casos confirmados entre jugadores, cuerpo técnico y staff del primer equipo, de acuerdo al anuncio oficial hecho hasta este miércoles.

El América informó que el jueves pasado, dos días antes del partido, aplicaron tests a todo el plantel, y que, tras conocer el brote en Rayados, volvieron a someterlos a pruebas PCR este miércoles.


Los comentarios están cerrados.