AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

Luego de un efervescente ascenso en el precio de las criptomonedas en 2020 y 2021, el valor de estos activos digitales se encuentran en una caída libre debido a las complicadas condiciones económicas en todo el mundo.

Aunque las conversaciones están centradas a un nivel financiero, vale la pena entender el presente, pasado y futuro así como el núcleo tecnológico de las criptomonedas para comprender su importancia que radica en la trazabilidad y cómo puede mejorar los procesos de las empresas.

Activos digitales como el bitcoin y ethereum se basan en blockchain, una innovación que tiene alcances en otros sectores como en comercio, cadenas de suministro, la salud, manufactura, seguro, viajes y transporte, telecomunicaciones, energía y servicios financieros.

IBM define al blockchain como un libro mayor compartido e inmutable que facilita el proceso de registro de transacciones y de seguimiento de activos en una red de negocios.

La compañía tecnológica resalta que el blockchain puede ser esencial para las empresas pues les permite generar y obtener información de una forma más exacta, inmediata, compartida y completamente transparente almacenada en un libro mayor distribuido e inalterable al que únicamente pueden acceder miembros autorizados.

Blockchain da seguimiento a pedidos, pagos, cuentas, detalles de producción, entre otras operaciones. Debido a que los usuarios comparten una única fuente confiable de información, pueden visualizar los detalles de una transacción de principio a fin, lo que genera mayor confianza y eficiencia, según IBM.

La forma en que funciona ocurre en tres momentos clave:

1.- Hay una transacción o movimiento de un activo, éste puede ser tangible o intangible, dicha transacción se registra como un bloque que contiene datos donde se precisa el quién, qué, cuándo, dónde, cuánto e incluso la condición de un producto o servicio.

2.- Cada bloque se conecta con el bloque anterior y al bloque posterior, estos bloques forman una cadena de datos a medida que un activo se mueve de un lugar a otro o cambia de dueño.

3.- Las transacciones se unen y forman una cadena irreversible, es decir un blockchain. Cada bloque adicional refuerza la verificación del bloque anterior y, por lo tanto, de todo el blockchain. Esto hace que dicha cadena sea a prueba de manipulaciones lo que constituye la ventaja principal de la inalterabilidad.

GÉNESIS DEL BLOQUE
José Luis González Birlain, gerente de conversiones en Bitso, explicó en entrevista que la génesis del blockchain va de la mano con las criptomonedas y su origen data desde 2008, en el contexto de la crisis financiera tras el colapso de la burbuja financiera inmobiliaria en Estados Unidos.

«El objetivo era descentralizar el dinero. La misión era replicar al efectivo en un mundo digital y, ¿por qué replicar al efectivo?, porque antes de la llegada del internet dependíamos del efectivo y en muchos casos de cheques o de algún otro medio de pago en donde no era necesario tener un intermediario para realizar una transacción», mencionó.

La columna vertebral era establecer acuerdos financieros sin ningún intermediario que gestione la información de cada parte, tal como lo hacen los bancos, que saben la identidad de la personas, su balance en cuenta, e incluso la hora exacta en la que hacen sus operaciones.

«En 2008 se veía un poco abstracto pero hoy es más claro que nunca, en donde la gran mayoría de nuestras interacciones y sobre todo interacciones financieras son a través del internet», añadió González.

La siguiente evolución de esta tecnología ocurre cuando se integran los contratos inteligentes, de acuerdo con el experto, después de que se supera la fase de transaccionar de persona a persona sin un intermediario, se dota de programación al blockchain para automatizar la ejecución de un acuerdo para que todos los participantes puedan estar seguros de inmediato del resultado.

Los contratos inteligentes son programas que siguen una orden de comandos y que se ejecutan en una red de computadoras para que en determinado momento se establezca una acción.

En esta fase surgen las aplicaciones descentralizadas (dApps), para comprender esto, basta recordar los programas que se utilizaban para descargar archivos de música o video desde una red de pares, como Napster, Ares, BitTorrent, por mencionar algunos.

En las aplicaciones centralizadas tradicionales la información está resguardada en centros de datos o data centers, mientras que en las dApps los datos quedan almacenados en la red de ordenadores o blockchain, así se garantiza que nunca se pierdan los datos del usuario.

La tercera y última fase evolutiva ocurrió en 2018, según la exposición de González, aquí es donde varias industrias se descentralizan siendo el sector financiero el que mayor impacto tuvo.

«La primera industria que vemos que se está descentralizando es el sector financiero de ahí que surja el concepto DeFi (finanzas descentralizadas). Tenemos algunas pistas de que otras industrias se están transformando como la de videojuegos con los modelos de Play To Earn (juega para ganar), del Gaming Finance y metaverso», concluyó.

PRESENTE TURBULENTO

Toca hablar del álgido momento actual que le corresponde al blockchain a través de las criptomonedas y la identidad de estos activos en el sector financiero. Para comprender este punto platicamos con Simon Peters, analista de criptomercados de la plataforma eToro.

En entrevista, indicó que el criptoactivo más conocido en México y en el mundo sigue siendo el bitcoin, la primera moneda digital basada en la criptografía cuyo objetivo es convertirse en una moneda digital descentralizada global.

Para alcanzar el objetivo señaló que se requiere que se acepte como medio de pago en tiendas de todo el mundo, que las personas tengan billeteras digitales (wallets) donde puedan almacenar, recibir y enviar bitcoins, y que las empresas lo acepten como medio de pago, sin la participación de un banco central.

Al preguntarle sobre el criptoactivo ether, expuso que es un token que se utiliza como moneda en la cadena de bloques de Ethereum. Estos tokens se utilizan para impulsar las aplicaciones descentralizadas (Dapps) que crean los desarrolladores en la plataforma Ethereum.

«De manera similar a como una aplicación en Apple Store puede tener una moneda dentro del juego, Ethereum también tiene su propia moneda, pero esta moneda se puede usar en todas las aplicaciones descentralizadas desarrolladas en la plataforma, y en el mercado abierto», acotó.

Para comprender el colapso de estos bienes digitales, explicó que en un principio los criptoactivos no reaccionaban a las noticias de mercados como las acciones y otros activos tradicionales.

«En los últimos meses hemos visto que su precio se ve tan afectado por las decisiones económicas, la opinión pública y la geopolítica como otras clases de activos. Ello en parte porque hay un número importante de inversionistas institucionales invirtiendo en criptoactivos.

«Hemos visto rápidos aumentos y disminuciones de precios en empresas que anuncian que apoyarán cripto o se ponen en contra. Por lo tanto, el factor principal que impulsa los precios de los criptoactivos son las tasas de adopción y su uso en el mundo real», continuó.

El analista sostuvo que los países están aplicando políticas monetarias restrictivas, para combatir una inflación nunca vista desde los 1970. La perspectiva se agravó al conocerse la inflación de 8.6 por ciento en junio en Estados Unidos. Ello desencadenó que la Reserva Federal (Fed) subiera su tasa de referencia en 75 puntos base, el alza más agresiva desde 1994.

Esta situación ha desencadenado un nuevo «invierno» para los criptoactivos, semejante al de 2017, cuando en su momento una ola de restricción monetaria en el mundo provocó una caída de un par de años en el valor del bitcoin.

Peters advirtió que en la actualidad el rendimiento del bitcoin se encuentra por debajo del 70 por ciento y sugiere que podría haber más caídas, especialmente si los vientos en contra macroeconómicos no muestran signos de desaceleración.

«Al igual que con todas las clases de activos, es importante investigar y no invertir en un criptoactivo porque el precio está subiendo, o porque alguien más está invirtiendo en ella. La volatilidad es algo que debe tenerse en cuenta al invertir en cualquier clase de activo», finalizó.

AURORA DIGITAL
Pese a que el presente es desolador, blockchain tiene alcances en otros sectores, así lo considera Ignacio Bermeo, director general de Trato, la plataforma de gestión de contratos digitales y firma electrónica.

Más allá del sector financiero, el también portavoz dijo que el sector jurídico es el que tiene la punta de lanza para implementar tecnologías blockchain para mejorar la experiencia de cliente.

«Esta tecnología la vemos más amigable para el sistema jurídico porque existen documentos que presentan las mismas características de seguridad como las de una moneda donde quieres identificar que el documento sea fidedigno», resaltó.

En Trato adoptaron el blockchain para crear la misma experiencia de un Pagaré, pues el documento es irrepetible y tiene un tipo de papel característico que hacen difícil su copia.

En razón de lo anterior, subrayó una de las soluciones de la compañía llamada Crypto Pagaré la cual permite que el endoso, cancelación y registros sobre el pagaré sean sencillos de realizar y verificables de forma transparente por parte de terceros como son jueces y autoridades, sin vulnerar los datos sensibles o personales que contenga el documento.

Este tipo de disrupciones dijo que en su industria propicia que los abogados se digitalicen luego de afirmar que en México son pocos los profesionales que conocen el potencial de firmas electrónicas y ventajas del blockchain.

Artistas y creadores de contenido son otros actores que pueden resultar beneficiados de esta tecnología pues según Bermeo cualquier creación digital, ya sea texto, imágenes, audio o video puede traducirse en un Non Fungible Token (NFT), dicho de otro modo un bien digital.

En el caso de la medicina, mencionó que los profesionales de salud podrán actualizar sus servicios mediante el alojamiento de recetas médicas en blockchain, lo que propicia un mejor control con el paciente y evita el tráfico de medicamentos.

Por último, prevé que en el ámbito social, el proceso de votaciones sea lo más transparente posible al poder revisar a detalle la trazabilidad que deje este proceso.


Los comentarios están cerrados.