REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El Gobierno de Claudia Sheinbaum demandó por la vía civil y amagó hacerlo también penalmente, a la empresa noruega DNV, después de que presentó el informe final «Causa-Raíz» sobre el desplome de la Línea 12 del Metro, que dejó 26 muertos y más de 100 heridos.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, el informe revela que, además de fallas estructurales y de construcción durante la gestión de Marcelo Ebrard, también hubo omisiones, anomalías e irregularidades durante los gobiernos de Miguel Mancera y la de Sheinbaum, y que contribuyeron al colapso del Metro hace un año.

Es decir, señala responsabilidades de todas las administraciones involucradas en la edificación, operación y mantenimiento de la llamada «Línea Dorada» en el deterioro y posterior desplome de la estructura.

Pero Sheinbaum no quedó satisfecha con esas conclusiones.

Hace un año, la Mandataria anunció que la empresa contratada por su propia Administración era de las mejores a nivel mundial, afirmó que todos los resultados serían transparentados y la celebró.
«DNV es el experto independiente en gestión de riesgos y garantía de calidad, que opera en más de 100 países y fue fundada en Noruega en 1864; es una empresa líder en el mundo y es especialista en análisis y la investigación de falla, y en certificación y servicios de prueba», dijo Sheinbaum el 16 de junio 2021.

«Agradecemos el profesionalismo de la empresa DNV, su independencia; y, seguirán desarrollando su trabajo al lado de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos».

Aunque se había anunciado que DNV daría a conocer públicamente un segundo informe y el dictamen final «Causa-Raíz» entre agosto y septiembre de 2021, esto no ocurrió.

En marzo pasado, Sheinbaum acusó que uno de los abogados que labora en DNV, Héctor Salomón Galindo, litigó en 2021 contra el Presidente, lo que a su parecer era un conflicto de intereses que, afirmó, fue acreditado por la Contraloría.

«Hacen un análisis que no corresponde con lo que originalmente se planteó. Es importante porque nosotros no vamos a aceptar que se tergiverse la realidad. ¿Cómo ahora resulta que la empresa por más nombre que tenga, permitió que se hiciera un uso de esto?, ¿por qué escogen a este abogado?, y ¿por qué cambian completamente la visión del segundo al tercer reporte?», cuestionó Sheinbaum.

La Jefa de Gobierno tenía en su poder el informe final, pero fue hasta ayer 4 de mayo que reconoció que no lo había dado a conocer porque rechazaba los resultados.

Además acusó a DNV forma parte de una «cadena» con el PAN y la organización Mexicanos contra la Corrupción y la

Impunidad y aseguró que sus «adversarios» usaron un dictamen técnico con fines políticos.

Sheinbaum dijo no pagará 26 millones contemplados para DNV y evalúan demandarla penalmente.

 

Selene Velasco
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.