XIMENA LOERA Y LIBRADO TECPÁN/NTRZACATECAS.COM
XIMENA LOERA Y LIBRADO TECPÁN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Desde las 6 horas de este jueves, elementos de la Policía Estatal Preventiva tomaron los accesos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el cambio de turno y pararon labores luego de ser víctimas de represalias al haberse manifestado el pasado 19 de marzo, ya que a siete elementos se les notificó su baja con el argumento de pérdida de confianza. 

Asimismo, señalaron que ninguno de los acuerdos establecidos en la mesa de diálogo se cumplió pese a que la minuta fue firmada.

“Es como el gobierno responde a sus policías, es como el gobierno quiere resolver sus problemas, es como el gobierno le responde a los desplazados de Jerez, es como el gobierno le contesta a la prensa que ayer los tacharon de estar ligados con la delincuencia organizada”, expusieron.

Cuestionaron por qué el gobernador David Monreal Ávila quiere monopolizar a la corporación con gente del Estado de México, ya que las convocatorias estuvieron abiertas en aquella entidad, no aquí, denunciaron.

Al paro de labores se sumaron oficiales destacamentados en las Unidades Regionales de Seguridad (Unirse) ubicadas en Villanueva, Río Grande, Sombrerete, Trancoso, Villa de Cos, Fresnillo y Monte Escobedo entre otras.

Cabe recordar que parte del pliego petitorio de la primera manifestación exigían la destitución del subsecretario de seguridad pública, José Aciano Medrano; de Israel Reyes García, encargado del despacho de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de Lizbeth Takahashi Castañeda, jefa de la división se fuerzas estatales, por actuar de manera prepotente y altanera en contra del personal, “la mayoría de las veces hostigando y amenazando a quien no es afín con sus intereses siempre abusando de su poder”.

Asimismo, denunciaron que la licencia colectiva de portación de arma está vencida desde hace seis meses, por lo que, cuando se encuentran francos, no se les permite llevar su arma de cargo y temen por sus vidas luego de que al menos 17 efectivos han sido asesinados.

Cabe resaltar que, hasta el momento, no ha habido ningún acercamiento por parte del secretario de Seguridad Pública, Adolfo Marín Marín, ni de gobierno del estado, por lo que el paro de labores continúa.

Por lo anterior, los elementos inconformes manifestaron que tomarán otras acciones este viernes para que las autoridades atiendan sus demandas.


Los comentarios están cerrados.