REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. La dirección del Registro Federal de Electores requiere un presupuesto de 6.3 millones de pesos adicionales para revisar la totalidad de firmas que recibió el INE para realizar la revocación de mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular del área, René Miranda, informó que validar los apoyos cuesta cada mes 6.3 millones de pesos al órgano electoral; comenzaron en diciembre y prevén terminar a mediados de febrero.

Aunque ya se llegó a la meta de 2 millones 758 mil firmas, deben revisar los 11 millones que llegaron al INE, a través de la aplicación móvil y en formatos impresos.

De apoyos físicos aún está pendiente la primera revisión de 3 millones 97 mil 966 registros, y otros 4 millones 106 mil 408 deben pasar el segundo filtro.

Durante la sesión de la Comisión del Registro, Miranda informó que el 99 por ciento de los recursos se gasta en la apertura de las cajas, depuración de la información y clasificación de la información, trabajo que realizan casi 500 empleados provisionales.

Después viene la etapa de captura de todos los registros para que esté en un formato digital que permita cruzar la información con la Lista Nominal.

El presidente de la Comisión, Ciro Murayama, aseguró que lo que busca el INE al aplicar la misma revisión al 100 por ciento de las firmas es mostrar la pulcritud con la que trabajó el organismo.

«Para no dejar un espacio de incertidumbre acerca de si el INE hizo con pulcritud su trabajo, me parece adecuado que continuemos», indicó.

«Hoy ya podemos afirmar que la revocación de mandato pasó de ser una probabilidad, un hecho futuro de realización incierta, a ser un hecho cierto de realización segura e inaplazable».

El Instituto aún está a la espera de la respuesta oficial de la Secretaría de Hacienda sobre los recursos extra para realizar dicho ejercicio, pero ante la advertencia de no entregarlos, ya se elabora el nuevo diseño de la consulta, con menos casillas.

Érika Hernández
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.