AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

La capacidad de las empresas para innovar a través de la tecnología o de procesos es uno de los aspectos que podría verse afectada por las amenazas de ciberseguridad, de acuerdo con un estudio de PwC.

El 62 por ciento de las organizaciones prevé que los procesos de innovación se vean amenazados por los ciberataques, el 51 por ciento estima que vender productos o servicios se complicará por estas amenazas y el 46 por ciento cree que se afectará el desarrollo de productos.

La ciberseguridad será una prioridad mayor en 2022 en las organizaciones, ya que siete de cada 10 CEOs en México indicaron estar extremadamente y muy preocupados por los riesgos cibernéticos.

«Los CEOs deberán tener un liderazgo muy activo para crear una estrategia de ciberseguridad que priorice reducir la complejidad de las automatizaciones.

«Por otro lado tenemos la obligación de entrenar a nuestro talento para darles un entendimiento alto de las tecnologías para que puedan evitar riesgos cibernéticos», dijo Ana Paula Jiménez, socia directora de PwC en la presentación de la Encuesta Global de CEO, Capítulo México, realizada por la consultora.

La mitad de las empresas prevén ataques a la cadena de suministro y a los servicios en la nube, software malicioso y minería de criptomonedas.

El principal riesgo de una brecha cibernética es que afecta desde a los accionistas de la empresa hasta sus clientes.

«El 58 por ciento de los ejecutivos destacaron que va a aumentar el presupuesto de seguridad de 2022; será en tecnologías más seguras y en capacitación del personal», mencionó la socia directora.

Uno de los retos para las empresas que aún no tienen consolidada su transformación digital será el terminar de adoptar la tecnología, y dentro de ese proceso contar con la ciberseguridad necesaria para no tener fugas de información, agregó Jiménez.

«Vemos que nuestros CEOs (en México) creen que se deben impulsar buenas prácticas de navegación en los colaboradores.

«El error humano es una de las debilidades más grandes, se debe capacitar al personal en materia de protección de datos y de robo de información», señaló la socia directora.

Otros aspectos que los CEOs encuestados creen que podrían impactar negativamente en sus empresas son los riesgos a la salud, la volatilidad macroeconómica, el cambio climático y la desigualdad social.


Los comentarios están cerrados.