FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM

Aunque Carlos Pavón Campos, líder del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico El Frente, lamentó los daños hechos al Teatro Fernando Calderón, tras las manifestaciones de sus agremiados por la visita del senador Napoleón Gómez Urrutia, justificó dichas acciones como una respuesta a la provocación de llevar “a un personaje con todas las cuestiones oscuras que tiene” a un edificio público.

En exclusiva para NTR Zacatecas, el líder sindical también reprochó las declaraciones por parte de Gómez Urrutia en las que acusaba a El Frente de ser un grupo de choque pagado por Grupo Peñoles, lo que consideró un insulto para los trabajadores que forman parte de dicha organización sindical.

“Él es un pendejo que no sabe ni lo que dice porque nunca ha sido trabajador”, recriminó Pavón Campos, quien insistió en que la visita del senador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a Zacatecas fue una provocación para el gremio minero de la entidad y que asegura “lo hubiera retado a que me dijera las cosas delante de mí”.

“Somos trabajadores, orgullosamente trabajadores. Quizá muy maleducados, pero somos trabajadores”, expuso el líder sindical, quien se deslindó totalmente de la empresa Peñoles y de los empresarios, los que aseguró “no se meten en la vida interna del sindicato” que encabeza.

Sobre los daños en el recinto cultural, que forma parte del patrimonio de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), como de los propios zacatecanos, señaló que El Frente estaría dispuesto a repararlo, “aunque no tuvimos la culpa, lo haríamos con mucho gusto”.

Sin embargo, ante el pronunciamiento por parte de las Rectoría de la Máxima Casa de Estudios, en el que se reservan a emprender acciones legales, advirtió que El Frente también respondería, e insistió en su reproche de que se preste un recinto pagado por los contribuyentes para “presenciar una burla, una mentira”.

“Ojalá la Universidad considere muy bien a qué fulanos invita”, sugirió el líder sindical, quien advirtió que actos como los del miércoles en contra de Gómez Urrutia seguirán “cada vez que venga”.

“Que alguien se haya equivocado en llevarlo al Teatro Calderón fue la peor decisión que tuvieron”, expresó.


Nuestros lectores comentan

  1. Que explicación tan estúpida. ¿Cómo es posible que no controle a sus subordinados?, los envió a hacer lo que fuera necesario. ahora que asuman las consecuencias