REFORMA
REFORMA

El Gobierno federal busca combatir con la lectura de códigos QR, la venta de bebidas alcohólicas adulteradas en bares, restaurantes, fondas y otros establecimientos del País.

En la Iniciativa con Proyecto de Decreto que contempla cambios a la miscelánea fiscal 2022, la Secretaría de Hacienda (SHCP) propone que al momento de la venta, sea obligatoria la lectura mediante dispositivos electrónicos de los códigos QR dispuestos en marbetes de estas bebidas para verificar que no sean adulteradas.

«(Con el fin de) impulsar la cultura de la legalidad a través de concientizar sobre los beneficios de la verificación de productos y la denuncia de irregularidades como estrategia que permita combatir las prácticas ilegales de comercialización y distribución de estos productos que afectan salud del consumidor y la economía en su conjunto», se lee en el documento.

En el caso de la venta de bebidas alcohólicas en establecimientos para su consumo, es necesario contar con un adecuado control para evitar el consumo de aquellas que son adulteradas o distintas a las que solicita el cliente, argumenta la dependencia federal.

La propuesta plantea agregar una fracción a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en el cual se estipule dicha obligación para todos los lugares que vendan este tipo de bebidas.

Azucena Vásquez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.