“¿DÓNDE ESTÁ?”

En tiempos de la nueva gobernanza, otra vez una mujer, esta vez priísta, sacó la casta. La coordinadora de la bancada tricolor, Gabriela Basurto, señaló que a las gestiones para la nómina del magisterio sólo les falta una cosa: que las encabece el gobernador David Monreal.

La bancada guinda se fue de boca al rechazar el punto de acuerdo con el que nada más se pedía que el titular del Poder Ejecutivo hiciera lo suyo y el Legislativo haría lo propio, mientras afuera se escuchaban los gritos de “dónde está, dónde está el que iba a acompañar”.

Ni la mismísima líder de la bancada de Morena, Imelda Mauricio, se atrevió a tanto. En menos de una tarde, ante los maestros, los legisladores oficiales debieron rectificar.

 

SÍ HAY, NO DAN

Lo que se adelantó entre venenosos ya llegó a la tribuna: en el Issstezac no falta dinero, falta un director y, sin titular, no habrá manera para soltar a los pensionados lo que les corresponde.

No tembló la diputada Gabriela Basurto, ex subsecretaria de egresos, para revelar que está confirmado que las cuentas del instituto tienen los recursos, pero a la nueva gobernanza le falta sensibilidad. Y peor tantito, pues ninguno en las curules de Morena se animó a desmentir.

¿Qué diría el presidente López Obrador de que en Zacatecas se niegue el derecho que es bandera de la Cuarta Transformación?

 

LO PRIMERO

En la 4T que le tocó a Zacatecas no hubo respuesta ni a las delicadas declaraciones de la ex funcionaria de Sefin, ni a las protestas de los docentes y los jubilados por no tener jefe a quien reclamar.

Ayer por la noche se reactivaron las designaciones como con ganas de que nos vuelvan a poner sitio a la zona conurbada, pues por lo pronto seguirán acéfalas las secretarías de Educación y la dirección del Issstezac.

El gobernador David Monreal ya ocupó otros dos espacios: Albina Cerrillo en Incufidez y Zaira Ivonne Villagrana, Semujer. Pero amor con amor…

 

NO LE AYUDEN

Agarrados del chongo encontraron los manifestantes a los diputados. El guinda Ernesto González pasó de asesor de la senadora Soledad Luévano a standupero del Congreso del Estado y, junto con Gabriela Pinedo, la verde de fuera, petista de corazón, pelea créditos para ver quién gana la medalla al mejor imitador del mismísimo David Monreal. Está reñido.

En el concurso, la segunda se colgó de la ya clásica: fue el prian, el prian, el prian, mientras que el primero optó por la controvertida “mienten, mienten, mienten”, frase de la que no estamos seguros que traiga buenos recuerdos de campaña al gobernador. ¡Ups!


Los comentarios están cerrados.