Cuquis Hernández
Cuquis Hernández

Semisecuestrados, indecisos y… pa’ lo mismo

 

En un día de enloquecido caos vial, bloqueo de calles y avenidas entre Zacatecas y Guadalupe por maestros y jubilados que no han recibido el pago de su quincena y un góber precioso que se fue a inaugurar, desde elegante templete, un dizque nuevo pozo de agua potable a la comunidad El Bordo, sesionaron unos azuzados diputados locales con la situación que, apenas sí están empezando, ya advierten que podrían correr el riesgo de perder la brújula en ese Poder Legislativo.

Lo anterior, según expresó el mismo José Luis Figueroa “El Cepillo”, al hacer referencia a una discusión estéril en la que se enfrascaron y que al final los llevó a nada y a lo mismo. Ello, pese a las altas expectativas de cambio que pretenden dar a la ciudadanía.

Pues bien, los agarrones de greñas, pellizcos, cachetadas, guantadas y pedradas, empezaron, obvio, tras el caos que se armó en la ciudad, pero también por el punto que ya venía para debatir en el orden del día y que sin embargo, no llegó a un acuerdo específico hasta que los diputados prácticamente se dijeron secuestrados por los profesores que exigían de sus legisladores un respaldo que se plasmara en un punto de acuerdo perfectamente establecido, para continuar con su lucha de acceder a su justo derecho de recibir su salario sin regateos y de manera puntual.

Y hasta con el sartén y la cubeta se dieron los legisladores, al tocar un tema, que fue central.

Se trataba de hacer un exhorto a las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a fin de lograr un proceso de regularización administrativa, que dé oportunidad al gobierno estatal para que armonice las prestaciones de los trabajadores de la educación y así, “ordenar y darle certeza financiera a sus prestaciones de ley”.

Y un segundo, que resultó junto con pegado, referente a hacer “un respetuoso exhorto” al ejecutivo estatal a fin de que realice las gestiones necesarias ante el gobierno federal para el pago inmediato de la nómina del sector educativo estatal, en el que de plano los diputados quedaron atorados, tirándose sendos pedradones unos a otros, jurando por el osito bimbo que unos son bien santurrones, decentes y que son el cambio verdadero, mientras los otros, los dizque muy malos y corruptos, los culpaban de ser parte de un cambio que nomás no pintaba claro en el panorama y así, cerraron y llegaron al final de la historia del día, sin llegar a acuerdos efectivos a pesar del bla, bla, bla, bla, bla, que prolongó la sesión hasta pasadas las 4 de la tarde.

Y aquí, los del pri-pan se fueron contra los morenos, que siguen en su afán de fungir como las grandes ‘vístimas’ de la película y los grandes redentores, al darse baños y baños de pureza, al repartir y repartir culpas a los gobiernos que ya se ‘jueron’, tal y como lo ha hecho el gobierno federal durante los últimos tres años.

Y bueeeeeno, pa’ no hacerla tan cardiaca, al final resultó que siempre sí, mientras que al principio los morenitos y dizque izquierditos la hicieron de emoción con el famoso punto de acuerdo pa’ salir con que sí era así, es decir, “la misma propuesta pero con otras palabras” y ja ja ja, “que eso lo digo yo”, como expresó el flamantazo diputado Ernesto González Romo, llamado, quien sabe por qué entre los maloras como “el calcetines blancos”.

Aaaah, lo que hay que reconocer de esta Legislatura, aunque bueno, por ahoooraa, ¿verdad?, que hay un quórum completito en las sesiones, o sease, que los 30 asistieron y estuvieron hasta el final para aprobar el famoso punto de acuerdo de urgente u obvia resolución, para “hacer un atento, respetuoso y (peeeero) enérgico llamado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a la Secretaría de Finanzas estatal, así como a tooodos los representantes del Congreso de la Unión, para que de manera conjunta, urgente y expedita, trabajen para solucionar la problemática generada ante la falta de pago de los salarios de los trabajadores de la educación de la entidad”.

La petición iba firmada por más de 15 diputados y fue leída por Imelda Mauricio Esparza, presidente de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política (CRICP).

Y bueeeno, rapidito le comentaré que hay un dicho que dice, dime de qué presumes y te diré de qué careces. Pues bien, el flamantazo diputado Ernesto González como que da la impresión de que será de los primeritos en fallar a la ciudadanía a la que representan. Saaabe, eso “semiafigura”.

Resulta que planteó crear una comisión, de la que, por cierto, se autopropuso ser el presidente, y después de dar una cátedra de lo que es la corrupción y la impunidad y afirmar que casi sólo él es santo y el resto somos corruptos de toda corrupción, y total, quiere crear la comisión que investigue la corrupción de los gobiernos pasados.

Y, como todo un expertazo, sugirió que el Congreso se debe comportar por vez primera con absoluta autonomía y sea verdaderamente útil a los ciudadanos, pa’ que ya se quiten la idea que tienen de que los legisladores no sirven na’más que para levantar la mano y cobrar, o sea, para nada. Eso lo dijo él y agregó que pocas veces los ingratos a quienes representan tienen respeto “por lo que hacemos”, por lo que consideró el catedrático diputado, que se le debe dar dignidá a la función legislativa. Pos bueeeno, al tiempo.


Los comentarios están cerrados.