LA CRUDA

La nueva gobernanza inició con cruda esta semana y no solo tras la fiesta de la comisionada Norma Julieta del Río. Para empezar, la tan anunciada mañanera versión David Monreal resultó ser tardeada, casi dos horas después de lo que se estila en la Cuarta Transformación. En el soliloquio (muy alejado hasta de lo que se hace en Palacio Nacional), sacaron al gobernador solo para responder a los maestros que, si quieren pago, con él no es. Eso sí, él está para acompañar.

Después, quienes tuvieron a mal organizarle el mensaje lo pasaron a la agenda de Soledad Luévano y así repetir los pasivos que la senadora, autoasignada vocera, reveló el día anterior. Todo para rematar con una explicación sobre los errores del FONE, como en un flashback de cuando inició la administración ¡de 2016! Nomás les faltó poner ahí al ex secretario Jorge Miranda.

 

ODISEO

La poca afortunada explicación de Monreal Ávila no hizo más que enardecer a los que todavía les deben, quienes se volcaron en protestas como no se veían en Zacatecas más o menos desde hace… tres semanas atrás. Para este martes, los sindicatos amenazaron con una marcha que, como la 4T, “va a hacer historia”. Ni mandada a hacer.

Mientras tanto se sabe (o se supone) que el secretario de Finanzas de la calificada como fallida administración (la anterior, no se vaya a confundir) andaba en Ciudad de México. Lo que ya no se informó fue cómo resultó el primer día de gestiones de Ricardo Olivares, lo que las serpientes advierten se podría confundir como mala señal.

Dicen que, en su odisea, el ratificado funcionario recurrirá a Rafael Flores, con la esperanza de que la SEP le abra la llave. Ojalá que nos vaya mejor que a Michoacán.

 

¿Y EL GABINETE?

Con el escenario de paros y tomas de fondo, las lenguas viperinas no tardaron en recordar que como que algo falta en Zacatecas, algo así como ¡un secretario de Gobierno! Y ni a quién reclamar. Nueve días pasaron desde la toma de protesta del nuevo mandatario y siguen las intrigas sobre quién llegará al puesto del que nomás no se quita un nombre: el de la súperdelegada Verónica Díaz.

Desde el sábado se suspendieron las nocturnas designaciones, pues Monreal Ávila ha hecho saber que prefiere ir con calma. En eso difieren varios que le saben al meneo, como la coordinadora de la bancada priísta y ex subsecretaria de Egresos, Gabriela Basurto, quién en el caso de los pensionados se pregunta cómo irá a dispersar recursos el Issstezac, si ni siquiera tiene director. Mucha crisis y pocas nueces.

 

FANTASMAS

Aunque no dijo nombres, con la mala herencia como bandera de David Monreal, en los nidos de venenosos se recordó que todavía anda libre el ex gobernador Miguel Alonso. Y las pedradas a la gestión del priísta coincidieron, para suerte de sus adeptos, con ¡el cumpleaños de su todavía jefe!

Medio a la despistada, al ex candidato a diputado Carlos Peña se le ocurrió compartir una foto de archivo del “orgullo tricolor”, con grandes personalidades como el mimísimo Alonso Reyes y el ex legislador Chema González, en mejores tiempos para el PRI.

Mala fue la hora, pues la imagen se viralizó apenas para el ilustrar el saqueo de las arcas estatales. En una de ésas Peña Badillo ya le dio la solución a la nueva gobernanza. ¿Cómo irán las denuncias contra el ex gobernador?

 

OTROS MUERTOS

Entre las víboras ya se creía que, como los nombramientos, el reporte COVID había quedado fuera de la prioridad. Luego de tres días de ausencia resultó que no andaba perdido, sino también solo de parranda. Fueron 16 muertes por el virus las que se sumaron en ese lapso. Es que, con tanta fiesta, ni se acuerdan de la pandemia.


Los comentarios están cerrados.