PA’ QUE APRENDAN

La formal instalación de la 4T en Zacatecas pinta para película de muy, muy bajo presupuesto, así como viene para el estado el PPEF de 2022. Tal parece que nomás pasaron las elecciones y al gobierno de México se le olvidaron los compromisos que ya varios habían pactado para la entidad, principalmente la garantía del pago a maestros y obras carreteras que por lo visto seguirán encantadas.

Pero los desaíres no fueron solo para la agonizante administración tellista, sino también para la de Morena, la que este domingo está por entrar. Los del propio bando guinda saltaron como los primeros sorprendidos por el desdén de la administración del presidente López Obrador a la entidad que, según los que ganaron, le dio a la Cuarta Transformación una votación histórica en junio. Nos queda claro que, como decía el candidato: ¡amor con amor se paga!

 

SOLEDAD AL RESCATE

“Furiosa”, así dijo la senadora Soledad Luévano que salió de la reunión que tuvieron representantes federales con el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez. La morena le reclamó al “tecnócrata de escritorio” por haberle bateado la autopista a Guadalajara en el presupuesto para el próximo año, una obra que recién en agosto la legisladora presumía que estaba por destrabar. “¡Me canso, ganso!”, aseguró entonces y, un mes después, ya no alcanzó.

Con foto de Facebook, Luévano Cantú ilustró la indignación con la que protestó contra el titular de la SHCP. “Mi lealtad es con el presidente y mi cariño con Zacatecas”, recalcó la guinda y amagó con formar un frente para la defensa ya no contra la imposición, ni de la cuatroté, sino de la lucha para sobrevivir. Y seguramente a la cabeza del bloque estará el gobernador David Monreal, o suponen las morenas víboras.

 

ACOMODADOS

Se puso tensa la discusión en el Congreso cuando los diputados del PAN reclamaron al PRI que les dejen algo, pues los albiazules esperaban que los aliados les correspondieran al menos con la comisión de presupuesto, pero se quedaron con las ganas. La PPF se confirmó en manos de los tricolores, con Manuel Benigno Gallardo, mientras que la CRICP se dio formalmente a la coordinadora de Morena, Imelda Mauricio, que hasta ahora ha figurado tanto como cuando estaba en el PRD.

Las siete bancadas también quedaron planchadas lideradas por, además de la guinda Mauricio Esparza, Xerardo Ramírez en PT, Soralla Bañuelos en Nueva Alianza, Gabriela Basurto en PRI, Lupe Correa en PAN y Juan Mendoza en PRD. Con Roxana Muñoz, hasta ahora el PES nada tranquilo después de aprovechar la urgencia de la 4T por su mayoría y, sin Ernesto González, sola quedó la verde Fer Miranda. Será que al diputado le aplicaron llave por el moche.

 

AYÚDENLES

Al que no le quitan los reflectores es Enrique Laviada pues, como vaticinaron los venenosos, ya formalizó su integración a la fracción amarilla liderada por Juan Mendoza, todo con la complacencia de los presidentes del PRD, Raymundo Carrillo, y de MC, Felipe Álvarez. Una conveniente alianza, feliz, feliz feliz.

Por lo pronto, Laviada Cirerol ya aclaró para los preocupados que su intención es ayudar al gobernador David y nomás señalar cuando se haya que hacer. Por ejemplo, como con el penoso incidente del cambio de sede para la toma de protesta del mandatario estatal. No ayudan los que de manera absurda, dijo el diputado, circularon las invitaciones al evento de Monreal Ávila antes de que la Legislatura tuviera el acuerdo correspondiente. Así no, Morena.


Los comentarios están cerrados.