ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Una de las bardas colindantes con el jardín de niños Joaquín Belloc está en riesgo de derrumbe, lo que ha impedido el regreso a clases. La educadora María de Guadalupe Olague Medrano explicó que la estructura es del negocio que está a un lado y que éste “no ha mostrado disposición”.

“Esto pone en una situación complicada a la institución, ya que hemos comenzado a perder la matrícula y podría significar el cierre, pues tenemos que cumplir con cierto número de alumnos”, afirmó.

Olague Medrano detalló que el proceso ha sido muy largo: en enero de 2020 detectaron el problema y lo reportaron a Protección Civil; en agosto de 2020 se notificó a Obras Públicas para un dictamen técnico y se ratificaron los daños por la humedad y riesgo de derrumbe.

Por el riesgo, no se permitió regresar a las aulas y, aunque se contactó a los propietarios del negocio colindante desde septiembre de 2020, no hubo solución. Para reactivar el centro educativo se debe demoler la barda, impermeabilizar y dejar en condiciones para evitar que vuelva a humedecerse.

La maestra resaltó que, a pesar de la contingencia, el principal problema ha sido la falta de colaboración de los vecinos y que se resisten pese a que las autoridades del plantel se han ofrecido a reparar el muro.

Recordó que la institución tiene más de 100 años funcionando. Luego de dar a conocer el problema, 17 alumnos fueron dados de baja; ahora buscan otro espacio para atender a los niños, pero madres y padres de familia no están de acuerdo.

“Perdimos matrícula de manera alarmante”, recalcó Olague Medrano. De 135 alumnos bajó a 118 y advirtió: “esto implica que nos quieran quitar recurso, una maestra o cerrar”.


Los comentarios están cerrados.