CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. Las lluvias que persisten desde hace más de una semana en el municipio, provocaron inundaciones por encharcamiento en 10 viviendas habitadas, de las que cuatro tuvieron daños severos.

Los domicilios afectados están en Santa Lucía, Milpillas y Luis Moya, y nuevamente se registraron en Charco Blanco, que se inundó el año pasado.

Lourdes García Arias, titular de la Dirección Municipal de Protección Civil (PC), informó que además de las 10 viviendas habitadas, también tuvieron problemas de ingreso de agua otras casas en las que los dueños no están de manera permanente por radicar en otras ciudades.

De este número de domicilios afectados, el funcionario explicó que cuatro sí presentaron problemas graves, ya que el agua subió hasta 50 centímetros, lo que provocó que perdieran muebles y electrodomésticos, además, registraron goteras en donde se tenían techos de tierra.

Reconoció que las viviendas que se inundaron están prácticamente en la ribera del río, pues los dueños se asentaron a menos de 50 metros del cuerpo, considerando siempre que “no pasa nada” y es el principal problema que están padeciendo ya que, recordó, el agua siempre reclama su cauce.

En cuanto a Charco Blanco, dijo que se inundaron dos viviendas en el mismo lugar, donde el año pasado bajó un gran nivel de agua y que causó daños en varias casas.

La labor, en este caso de Protección Civil, fue para ayudarles a los afectados a sacar el agua de los domicilios y realizar labores de desazolve.

Además, afirmó que la administración municipal ya trabaja para evitar que la bajada del cerro que afecta a la avenida principal de esta comunidad siga causando estragos y la solución que plantearon es abrir desagües para que el agua tome el cauce que hasta ahora no tiene y se dirija hacia los arroyos y no hacia las viviendas.

No obstante, los encharcamientos, que además provocaron la caída de varias bardas de adobe de esas viviendas, informó que las condiciones climáticas en el municipio dejaron, ante todo, lluvias benéficas, de tal manera que las cinco presas más grandes, incluso están vertiendo agua, al igual que varios bordos.

García Arias informó que las lluvias se presentan puntuales desde hace poco más de una semana, con lo que ya, las cinco presas en Milpillas, las de Mesillas del Gringo y Amado Nervo, Bañuelos Viejo, Zaragoza y Cuauhtémoc, ya están vertiendo y lo mismo sucede con varios bordos de buena dimensión que llegaron a su máxima capacidad.

“Las lluvias han sido muy benéficas más que causar daños”, expresó el funcionario, al mencionar; sin embargo, que la Dirección de Obras Públicas realiza la construcción y rehabilitación de gaviones en Santa Lucía, lo que permitirá evitar el desborde intempestivo del arroyo en su cauce natural y así se evitará que se generen mayores daños a las viviendas.


Los comentarios están cerrados.