AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

JALSICO. Además del caso de «Mary» a quien le hicieron creer que tenía una relación con un Polaco y la estafaron con 660 mil 576 pesos, otra jalisciense fue víctima de «fraude amoroso» y perdió más de 2 millones de pesos.

De acuerdo con el oficio FE/UT/3906/2021 de la Fiscalía de Jalisco, como respuesta a una solicitud de transparencia, este año sólo se han recibido dos denuncias por este tipo de fraude, mientras que en los dos años anteriores la dependencia estatal no atendió casos similares.

La segunda víctima que denunció en 2021 es una mujer de 66 años, quien fue enganchada a través de Facebook y Tinder.

Ella depositó el dinero a un banco de México, aunque no se aportaron más detalles del engaño; el caso fue tomado por la Dirección General en Delitos Patrimoniales y Financieros, cuyos agentes iniciaron las investigaciones.

Para el abogado penalista Joseph Irwing Olid Aranda, en estos hechos sí se configura el delito de fraude.

«Engañan a las víctimas y se hacen de un lucro o beneficio indebido, o sea las engañan porque las enamoran, les dicen que tienen una relación, les mandan fotos, no sé, hacen todo un despliegue de acciones que implican una labor de convencimiento hacia una persona y obtienen ese lucro», explicó.

Pero, al involucrar sentimientos, el «fraude amoroso» tiende a caer en la cifra negra, es decir, en los ilícitos que no se denuncian.

«Además del temor, además de la falta de confianza en la autoridad, yo creo que sí se suma la vergüenza de que se revele, a lo mejor no públicamente, pero sí que conozcan terceras personas de algo que te pasó y que tú tratas de encasillarlo en lo más íntimo», explicó el abogado.

Grupo REFORMA publicó que «Mary» creía estar en una relación con un extranjero, quien aseguró estar enamorado de ella y le prometió casarse en cuanto resolviera sus problemas financieros y pudiera viajar a México.

No se han reportado avances en la investigación de este caso, pero ella buscó algunos grupos de Facebook donde la gente que ha sido estafada de esta forma habla de sus experiencias y del modo de operar de los delincuentes, esperando encontrar a los culpables y como una forma de advertir a nuevas víctimas.

En el caso de «Mary» también fue a través de redes sociales como la contactó el delincuente, quien conversó con ella por semanas antes de hablarle de un supuesto problema financiero.

Fue entonces que le pidió un préstamo para resolver su situación, pero luego de obtener el dinero vía transferencia cortó la comunicación.

Las cuentas bancarias eran de Turquía, donde el sujeto dijo estar de paso por motivos de trabajo.

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.