TRANCOSO. Otra vez se prendieron los hornos de piedra con leña de mezquite para la Feria del Pan Ranchero y El Condoche, en la que los productores trancoseños ofrecieron las delicias de la gastronomía local.

En el estacionamiento de la presidencia municipal las filas eran muy nutridas, familias enteras querían disfrutar del tradicional sabor del pan ranchero y el condoche en sus dos versiones, salado y dulce.

Una de las filas más largas estaba en el horno de la familia Rodríguez Bernal, quienes continúan con una tradición que se remonta a hace tres generaciones.

Juan Luis Rodríguez y su familia no se daban abasto con la cantidad de pedidos, entre la amasada con cebo de res y masa de maíz, los rellenos de chile rojo, yesca, frijoles y queso, además de las dulces con coco, pasa y azúcar.

No dejaban de atizar el horno para sacar la producción para todos los pedidos que llegaban, en los otros hornos estaban igual, pues llegó más gente de la que se esperaba.

Juan Luis comentó que desde hace tres años decidieron fundar Condoches El Refugio como una productora familiar para ofrecer este producto durante todo el año y no solo en día de muertos, como anteriormente se hacía.

Aseguró que la receta es la misma que empleaba la abuela de su esposa, pero anteriormente el condoche solo era de dulce o salado, sin relleno, sin embargo con el paso del tiempo evolucionó sin alterar la esencia.

Enfatizó que el condoche es una variante de la gordita de horno, “pero con más sabor y 100 por ciento de Trancoso”.

Durante el evento la producción no paró y las familias siguieron llegando para llevar a sus hogares el producto recién hecho. Otros para hacer pedidos posteriores y enviar directamente hasta Estados Unidos para sus familiares que radican allá.

Además de la venta de pan ranchero y condoches, también hubo un programa artístico cultural con cantantes de música regional, cuentacuentos y una obra de teatro a cargo de la compañía Demente en Mente.


Los comentarios están cerrados.