NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM
NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM

Este fin de semana la actividad taurina en el país se retomó con el Festival Taurino celebrado en la plaza de toros de El Rancho La Escondida, propiedad de la familia Ortega Blancas.

En este festejo, con reducido aforo en el graderío, el máximo triunfador fue Luis Martínez, con dos orejas.

La ganadería de Caparica, propiedad de Roberto Viezcas, envió un encierro bien presentado, de juego variado. Destacaron los novillos lidiados en segundo y cuarto lugar. En este festival sobresalió también la actuación de Rodrigo Ortiz, quien cortó una oreja de mucho peso, mientras que José María Mendoza fue ovacionado, en tanto que el zacatecano Emmanuel Cuenca se fue de vacío.

El Festival Taurino se desarrolló en medio de un estricto protocolo sanitario.

El primer espada, José María Mendoza, saludó de buena manera con el capote y con la muleta dejó pasajes aislados y de calidad, con un novillo que fue a menos; su actuación quedó en una ovación.

Para el segundo espada, Emmanuel Cuenca, el esfuerzo realizado fue importante, pero sin llegar a romper, por lo que su actuación quedó en silencio.

Una oreja de peso y valía llegó para Rodrigo Ortiz con el tercero del festejo. Saludó por verónicas y con la muleta dejó los mejores momentos por la senda derechista, estando certero con la espada. Grata fue la actuación que firmó Luis Martínez, quien desde el saludo capotero dejó la variedad, en una faena ante un buen novillo.

Dejó muestra de su claridad, gustándose y gustando al respetable que, tras la buena estocada, le solicitó al juez de plaza la concesión de las dos orejas. Al finalizar el festejo, Martínez salió a hombros.


Los comentarios están cerrados.