SOLOS

Comenzaron los jaloneos en serio en Morena y el consejo estatal se declaró en sesión permanente, haya sido como haya sido. En la reunión, que los consejeros Gladys Campos y Aníbal González intentaron tronar (sin éxito), se impusieron los históricos. Pronto corrieron los rumores de que la decisión está tomada y que no van PVEM, Panal ni ¡el PT!

La postura de los estatales es por cerrar el paso a cualquier alianza, pese a quien le pese, incluido Mario Delgado. Con una convocatoria en la que ve recovecos David Monreal, el alcalde Ulises Mejía, Luis El Oso Medina y el senador José Narro formaron un TUMOR más activo que el de la oposición. En tanto, los davidistas ni para defenderlo salen, a ver si no terminan en sanluisazo.

 

DOS MALES

Son los políticos los primeros en desobedecer. Siguen los eventos masivos, la Susana Olvidada y ya, quitados de vergüenza, hasta besos y abrazos, los que ante criticaron. Desde los pasillos tricolores cuentan que casi medio partido debería ponerse en cuarentena, luego del evento en que nombraron a Jorge Luis Rincón delegado de la capital.

Resulta que este domingo se confirmó que de ahí salió un positivo a COVID-19, que además anduvo repartiendo recuerditos, con la infección por cuenta del PRI. Con el nombramiento de Rincón Gómez, ex delegado de la Sedesol, se confirma que dos virus se esparcen en el instituto político: el alonsismo y la COVID.

 

ARRE, VIRUCITO

Con todo y máximos en la pandemia, las autoridades: como dicen una cosa, hacen otra. Llovieron las críticas a los burócratas que salieron de la cíber Ciudad Administrativa para juntarse en el centro a colgar adornos navideños, en una abierta competencia de quién pone más señuelos para hacerle el trabajo al coronavirus. A ver si llegamos para las fiestas.

Lo curioso, critican las víboras, es que en los mismos secretarios, directores y achichincles hicieron un “enérgico llamado” (así lo presumen) a “quedarse en casa”. Ahora la pregunta es si se harán transmisiones en vivo del Centro Histórico para disfrutar de la iluminación, o de plano creen que todos son godinez como para pasear al estilo Frena: cada quien en su automóvil.

 

¿BIENVENIDOS?

Entre venenosos se comenta que el problema seguirá mientras no haya ley ni orden, pues fue el mismo secretario de Salud, Gilberto Breña, quien dio luz verde a las decoraciones, porque “las fiestas son imposibles de frenar” y habría que enfocarnos, entonces, a pedir conciencia a los paisanos. Aunque a estas alturas no se sabe quién está peor: si los que vienen o los que estamos.

Por cierto, los migrantes de “a pie” están bastante molestos, pues se reportan caos en fronteras en los intentos por limitar el paso. Así también lo lamenta el titular de la Sezami, José Juan Hernández, quien insiste en que “allá dicen que lo llevamos y acá que lo traemos”. Parece que a la 4T le gusta que vuelvan, pero nomás las remesas.


Los comentarios están cerrados.