Alfonso Carlos Del Real López
Alfonso Carlos Del Real López

Menta & Rosmarino

 

Conocí el trabajo del Chef Aldo Humberto Ruiz Zamora hace ya algunos años, en lo que fue la Trattoria Il Goloso, en el centro de Zacatecas, pero no lo supe hasta años después, cuando en ese mismo lugar comenzó la historia de Menta & Rosmarino, un concepto culinario único en Zacatecas que ahora podemos disfrutar en la Plaza Auskara, en el bulevar metropolitano.

Tiene cierto tiempo que Menta & Rosmarino es un lugar obligado para mí. Personalmente, creo que es de esos tesoros que tiene Zacatecas con tres “B”: Bueno, [muy] Bonito y Barato.

Este fin de semana pude asistir. Una vez más, uno de los paquetes que arma el Chef Aldo fue la experiencia a degustar: ensalada, pizza y pasta. Es un lugar al que suelo asistir con mi papá. He podido estar ahí también con otras personas a las que aprecio mucho, y siempre que tengo la oportunidad de visitar el restaurante lo hago a la menor provocación.

He platicado en diferentes ocasiones con el chef Aldo de distintos temas. Debo decir que siempre me quedo con un sabor de boca muy agradable en cada visita, porque las conversaciones, aunque breves en ocasiones por la naturaleza de sus responsabilidades en cocina, me dan pie a diferentes reflexiones.

En esta última visita, por ejemplo, platicamos un poco sobre su formación. Él, como muchísimos zacatecanos, tuvo la necesidad de salir de Zacatecas para buscar una oportunidad que le permitiera prepararse para perseguir la carrera deseada. Estuvo tres años en Florencia, Italia, conociendo los secretos de la cocina italiana. Hoy, afortunadamente, podemos degustar los platillos con la gran sazón que adquirió.

El Chef Aldo Ruiz es un emprendedor que le apostó a su casa, a Zacatecas. En mi modesta opinión, tiene el talento, la capacidad y la experiencia para montar un restaurante que compita sin problemas con los mejores lugares de Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Cancún o Puebla. La sazón la tiene. La presentación de los platillos lo reafirma. La dedicación a su filosofía de la cocina lo respalda.

Ser emprendedor no es fácil, mucho menos cuando le apuestas a un mercado como Zacatecas, tan bizarro y a veces incomprensible. Y todavía más difícil en este contexto pandémico que ha lastimado los bolsillos de las y los mexicanos en general, pero que, curiosamente, también ha demostrado que la economía, gracias a agentes económicamente activos en la formalidad -como el caso de Aldo- sigue un dinamismo de cierta normalidad.

Confío en que haya muchos más emprendedores como el caso del Chef Aldo Ruiz, que le apuestan a Zacatecas con la esperanza de aportar un concepto diferente, algo que incluso podemos ver con la calidad de la decoración y la distribución del mobiliario, aportación de su talentosa esposa, una verdadera profesional de la decoración de interiores.

Y digo que confío en que haya muchos más emprendedores así porque gente como él, que desde el ámbito de la industria de los alimentos aporta económicamente (da empleos, compra local, paga impuestos, etc.) son muy necesarios para Zacatecas: necesitamos creer que merecemos cosas buenas y un restaurante como Menta & Rosmarino lo es, a precios accesibles y en un buen espacio, agradable, nada pretencioso, pero sí acogedor. Y cada persona que como él y los que de él dependen se encuentren en el rubro de la población económicamente activa, es un indicador positivo.

Ahora, imaginemos que ese esfuerzo se multiplica y hay muchos más como Aldo que emprenden en Zacatecas, o en Guadalupe, o en Fresnillo, o en algún otro lugar; y dentro de CANIRAC participan activamente para tener condiciones que les permitan tener un negocio que les genere ingresos, obviamente, pero que también aporta a la economía local. Y lo mismo sucede en CANACO. Y lo mismo en otras cámaras y asociaciones destinadas a otros rubros. Eso demostraría que nuestra entidad federativa avanza.

Zacatecas está creciendo. Más población significa la posibilidad de ampliar las opciones de la oferta gastronómica, entre otras ramas económicas. El Chef Aldo y su concepto de Menta & Rosmarino son pioneros en un esfuerzo legítimo y sincero de trabajo diario para agradar al paladar zacatecano, con muy buenos precios, con entrega y pasión por el oficio. Porque Zacatecas es más que cortes o fast food. También tenemos otras opciones de mucho sabor, económicas y honestas.

Yo seguiré asistiendo cuantas veces pueda, con la emoción y la excitación del crítico culinario Antón Ego en la película Ratatouille al decir “¡Sorpréndeme!” a Rémy, el protagonista, para solicitarle un platillo. Me dejaré sorprender. Y lo recomendaré. Porque con panza llena…


Los comentarios están cerrados.