REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) anunció a los 45 ganadores del concurso para designar a los primeros jueces de Distrito especializados en materia de trabajo, a los que tocará resolver conflictos que, durante décadas, han correspondido a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA).

Las 23 mujeres y 22 hombres ganaron un concurso abierto en el que se inscribieron 2 mil 171 interesados en estos puestos, que derivan de la reforma Constitucional en materia laboral de 2017, por la cual la resolución de conflictos de trabajo está en proceso de pasar a los poderes judiciales, dejando atrás el modelo de juntas de conciliación.

Esta reforma es crucial para cumplir compromisos del Tratado de Libre Comercio México-EU-Canadá (T-MEC), y el CJF solicitó mil 496 millones de pesos de presupuesto en 2021 para instalar y operar 17 juzgados, adicionales a 8 que ya fueron creados.

Al ser un concurso abierto, pudieron participar abogados no provenientes del PJF, pero de los 45 ganadores, 35 son secretarios de tribunales colegiados y juzgados de Distrito, mientras que solo diez son «externos», es decir, no provienen de la carrera judicial federal.

Entre los hombres, los «externos» son Carlos Maldonado Barón y José Ernesto Moguel, ambos provenientes del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA), el órgano que resuelve los conflictos laborales de los burócratas.

Las nuevas juezas «externas» incluyen a las litigantes Milene Montero y Cristel Solorio, a la ex presidenta de la Junta Local de Conciliación de Aguascalientes, Irma Gabriela Garza, a la presidenta de la Junta Especial 6 de la Local de Conciliación de la Ciudad de México, Sonia Santillán, y a Karen García Arizaga, profesora de la Universidad Autónoma de Baja California.

Decenas de concursantes que fueron descalificados en la primera etapa han impugnado ante la Suprema Corte de Justicia, pero incluso si algunos de estos recursos son exitosos, el efecto más probable sería que se aplique a los interesados las etapas posteriores del concurso y de resultar ganadores, se les otorgue el nombramiento como jueces.

En la primera etapa de implementación, solo están previstos juzgados federales laborales en ocho estados y la Ciudad de México

La JFCA, que tiene 66 juntas en todo el país, recibe cerca de 90 mil nuevos expedientes anuales, y al inicio de 2020 arrastraba un rezago de 450 mil asuntos, que todavía le tocará resolver antes de su desaparición.

La reforma también creó el órgano descentralizado Centro Federal de Conciliación y Registro Federal, con el que se busca evitar que todos los conflictos terminen en un litigio judicial.

Los poderes judiciales estatales también tienen que designar a jueces laborales, que resolverán conflictos que actualmente atienden las juntas locales de conciliación, en materias que no son de competencia federal.

Por: Víctor Fuentes


Los comentarios están cerrados.