Pedro de León Mojarro
Pedro de León Mojarro

El Movimiento armado de los Cristeros que se generó entre 1926 y 1929 fue originado por un desencuentro entro el gobierno federal, encabezado por el presidente Plutarco Elías Calles, y los católicos que se sentían amenazados para practicar su religión en las iglesias y fuera de éstas. Las crónicas relatan no menos de 250 mil muertos entre miembros del ejército y los combatientes de “La Cristiada”.

Su lema era: “Viva Cristo Rey y Viva la Virgen de Guadalupe”. Terminó con una negociación entre el gobierno del presidente Emilio Portes Gil y un representante del vaticano, con la mediación del embajador de los Estados Unidos, Dwight Morrow.

La Guerra Cristera guarda semejanza con el actual “Frente Nacional AntiAmlo” Frenaaa,  que lleva ya algunos meses exigiendo la renuncia del Presidente López Obrador. Su argumento es que “AMLO es un dictador que nos lleva al comunismo”, y que México se convertirá en otro Venezuela.

Más que una opinión razonada, Frenaaa es resultado de las diferencias con las decisiones y, en algunos casos, las opiniones del propio presidente, que abonan a la polarización. El Ing. Gilberto Lozano es la cabeza visible del frente, empresario, cercano al PAN y colaborador retirado del grupo FEMSA en el estado de Nuevo León. Es un personaje sui géneris, misógino, homófobo, mal habado y más.

Frenaaa es resultado del malestar de una franja de la derecha empresarial, que ve sus intereses afectados ante la decisión del presidente de separar el gobierno y la administración pública de los grupos empresariales, muy acostumbrados a incrementar sus ganancias y negocios desde la evasión de impuestos hasta los favores en compras y contratos, mediante el cotubernio.

En su reciente toma del zócalo, portando estandartes de la Virgen de Guadalupe y otros símbolos religiosos, hasta rezar el rosario frente al hemiciclo a Juárez, se muestran como lo que son, la derecha católica que se identifica con movimientos como el Yunque, el Muro, Pro vida y otros.

Estos rasgos son los que los identifican con el movimiento Cristero, surgido por la presión, las diferencias y el desencuentro con el gobierno. Por ello se vuelve imperativo, no desestimar, ni hacer oídos sordos desde el gobierno a este frente, mismo que como ha sucedido en el mundo, puede trascender, porque recursos económicos no les faltan, más ante los problemas nada menores por los que actualmente atraviesa el país y ante una ya de por si deteriorada convivencia nacional.

No perder de vista que la ultraderecha ha surgido de movimientos espontáneos, como resultado del resentimiento de algunas franjas de la sociedad. Ejemplos de esto son la presidencia de Donald Trump en los Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil y varios más en América Latina y Europa.

 

El multicitado “Acuerdo Nacional” propuesto por múltiples organizaciones y personalidades, ante la difícil situación del país, se convertiría en el antídoto para ese variopinto rejuego opositor, que va desde Frenaaa hasta los movimientos indígenas en contra del Tren Maya, pasando por las múltiples manifestaciones magisteriales; las movilizaciones feministas; el Consejo Coordinador Empresarial y otros más que podrían ser escuchados, y más aún corresponsabilizados en ese gran “Acuerdo Nacional”, convertido hasta ahora en un sueño que podemos hacer realidad.

 

*Coordinador Estatal del Movimiento Nacional Ruta 5

*Correo: pedro_deleonm@hotmail.com


Los comentarios están cerrados.