ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. El tesorero de la cooperativa Plan de Atolaya, Conrado Esparza Rodarte denunció que una Unión de Introductores se ha quedado con vísceras, sangre, médula y testículos de los animales que ellos introducen al rastro, lo cual representa menos ganancias para su cooperativa.

Sostuvo que están buscando que el municipio sea mediador entre los introductores de carne para evitar que les roben estas partes de los animales.

Esparza Rodarte dio a conocer que la unidad de sangre puede llegar a costar hasta 2 mil 500 pesos, lo que representa una pérdida importante para la cooperativa.


Los comentarios están cerrados.