REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El ex director del Instituto Nacional para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep), Ricardo Rodríguez, aseguró que las subastas electrónicas que llevó a cabo durante su gestión no fueron manipuladas, como lo denunció el actual titular de dicho instituto Jaime Cárdenas.

En una carta dirigida a la opinión pública, el aspirante a dirigir la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) consideró temerario decir que con las subastas se benefició a algunas personas.

«Las subastas en línea realizadas durante mi gestión fueron transparentes, públicas, incluyentes y auditables, cualquier persona pudo participar en las mismas sin ningún tipo de barrera para ofertar. Por ello, afirmar que se pudieran manipular a favor de unas cuantas personas es un argumento no sólo temerario, sino sin sustento alguno», reviró.

«Entre los elementos que hacen patente la transferencia de dichos procedimientos, se cuentan con las bitácoras y los registros de las ofertas que se presentaron por los bienes en cada una de las subastas realizadas, además de las actas verificadas y firmadas por el Órgano Interno de Control de la Secretaría de la Función Pública».

Cárdenas presentó ayer su renuncia a Indep para hacerse efectiva el próximo 30 de septiembre.

En la carta que envió al Presidente Andrés Manuel López Obrador, informó de distintos actos de corrupción, entre ellos la manipulación de las subastas electrónicas y la mutilación y subvaluación de joyas.

Rodríguez, quien estuvo al frente del Indep durante año y medio, dijo que la mutilación de joyas fue detectado durante su gestión y de ello se dio parte a las autoridades correspondientes.

«Se detectó que 22 joyas no coincidían con las características registradas en la primera valuación. Dicha situación fue oportunamente hecha del conocimiento de la administración entrante del Instituto, tanto para su investigación como para el deslinde de responsabilidades de los servidores públicos», señaló.

Sostuvo que este organismo tiene asignadas complejas tareas, no sólo la realización de subastas, y que en ellas se requiere de la convicción de los servidores públicos para llevarlas a cabo.

«El Indep es responsable de actividades tales como la administración y transferencia de bienes y numerario asegurado; la gestión de las liquidaciones y extinción de entidades históricas -tales como Luz y Fuerza del Centro y Ferronales-; y la transferencia y donación de bienes, entre otras; actividades que involucran gran complejidad y, por tanto, implican un importante riesgo administrativo para los funcionarios responsables de su gestión», apuntó.

«Este no es un tema menor: los funcionarios del Indep enfrentan estos retos con absoluta convicción día a día, para que el Gobierno federal cuente con los recursos que requiere para apoyar a las poblaciones más necesitada del País».

Por: Rolando Herrera


Los comentarios están cerrados.