ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD VICTORIA. La serie entre Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) y Mineros de Zacatecas se jugó a pesar de los siete casos positivos de COVID-19 que registró la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) en el equipo de Ciudad Victoria. La escuadra zacatecana no tuvo compasión y ganó el juego 51-100.

Previo al partido se había considerado la posibilidad de que el equipo naranja de Correcaminos perdería por default, sin embargo, lo enfrentó con un roster de siete jugadores que salieron libres a las pruebas de la enfermedad, pero no pudieron hacer frente al poderío de los visitantes.

Desde el primer cuarto Mineros mostró el respeto deportivo y desarrolló sus jugadas como si se tratara de un partido normal, por lo que lo ganó con diferencia de 20 puntos: las pizarras indicaron 16 – 36.

El nerviosismo de los jóvenes jugadores tamaulipecos los hizo caer en constantes imprecisiones que los zacatecanos aprovecharon y para el segundo cuarto la ventaja se amplió aún más.

Se fueron al descanso de medio tiempo con un marcador que señalaba 23 puntos para  Correcaminos de la UAT y 56 para Mineros de Zacatecas.

Los locales no pudieron mantener el ritmo con los visitantes y al término del tercer cuarto la superioridad se vio reflejada en el marcador con un puntaje de 38 frente a 81.

A pesar del esfuerzo de los jugadores de Correcaminos, la diferencia en la calidad técnica y asertiva del roster de Mineros hizo que el partido fluyera a gran velocidad y terminara con un marcador de 51 a 100 puntos.

Este miércoles se jugará el segundo partido de la serie, el cual Mineros ya tiene prácticamente en el bolsillo para seguir escalando posiciones y pelear con Leñadores de Durango por el liderato de la Zona Este de la LNBP.


Los comentarios están cerrados.