NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM
NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM

José María Manzanares deberá someterse a una nueva intervención de espalda, que lo obliga a cancelar todos sus compromisos de la temporada.

Durante los últimos meses, el diestro alicantino volvió a sufrir una fuerte recaída de su lesión de espalda, que no sólo le ha impedido entrenar y preparar esta atípica temporada con normalidad, sino que, además, los intensos dolores le impiden llevar una vida normal.

A finales de julio, Manzanares fue intervenido de una rizolisis, técnica que consiste en la aplicación de calor por radiofrecuencia en las raíces nerviosas afectadas, con el objetivo de anular el dolor de la hernia.

Los efectos de la rizolisis no fueron los esperados y tuvo que volver a ser intervenido una semana antes de su actuación en Mérida, donde, a pesar de que los dolores no le habían dado tregua, triunfó de manera rotunda, tras indultar a su primer toro y cortar dos orejas a su segundo.

La operación se realizará este sábado, en el Hospital San Juan de Dios de León, en la cual se procederá a fijar de forma permanente con un dispositivo de titanio y dos tornillos el espacio L4-L5. El plazo de recuperación dependerá de la evolución de la lesión.


Los comentarios están cerrados.