ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Este sábado cerró la semana mundial de la Lactancia Materna, que este 2020 tuvo como fin concientizar que la lactancia ayuda a salvaguardar al planeta por ser un recurso natural, renovable que no contamina y mantiene sanos a los hijos e hijas de los zacatecanos.

En el marco de la clausura de la semana de lactancia, se informó que no existe evidencia que el COVID-19 se transmita de madre a hijo por medio de la lactancia.

El doctor Néstor Isaac Rodríguez Saldaña, neumólogo pediatra del Hospital General de Zacatecas (HGZ), explicó que ante la pandemia que vivimos, muchas mujeres amamantando tienen la incertidumbre si deben suspender la alimentación a sus hijos, más si presentan síntomas respiratorios o confirman tener coronavirus.

Explicó que ningún estudio ha demostrado que la alimentación desde el seno materno pueda ser una vía de transmisión del virus; lo contrario, “es el mejor escudo para otorgar las defensas y anticuerpos necesarios que protejan durante el primer año de vida”.

“La leche materna es un regalo importante que da la mamá a su bebé, provee todo lo que necesita, nutrición, defensas, anticuerpos, además de un vínculo emocional, que perdura toda la vida”.

Precisó que, en el caso específico de ser positiva a COVID-19, se debe tener cuidados importantes al momento de amantar como la higiene de manos, el uso de cubrebocas y mascarilla protectora mientras se alimenta al bebé, además de hacer un aseo en la parte del pecho previo a amamantar.

El mensaje de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para este año fue ha sido reforzar de manera intensa el “sí a la alimentación a los menores de un año, fuente nutricional más completa”.

Rodríguez Saldaña enfatizó que recibir el pecho de la madre en los primeros meses de vida, “prácticamente va disminuir el riesgo de infección del niño hasta un 60 por ciento”.


Los comentarios están cerrados.