REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Gracias a su pasado minero, construcciones de cantera, zonas arqueológicas y oferta cultural, el Estado de Zacatecas invita a conocerlo a fondo. Pero no hay que dejar de lado su variada oferta gastronómica.

Las opciones sobran. Por ejemplo, nada como probar un asado de boda que, tal y como lo indica su nombre, es uno de los favoritos en este tipo de evento social. Este plato de carne de cerdo lleva un adobo con especias y algunos sabores dulces.

Se recomienda acompañarlo con frijoles, arroz y tortillas.

Y en el Pueblo Mágico de Jerez, además de conocer atractivos como el Santuario de Nuestra Señora de la Soledad y el Panteón Museo de Dolores, hay que probar las tostadas jerezanas, cocinadas con trompa de cerdo, cueritos, vinagre y un chicharrón.

La salsa roja que las acompaña es protagonista ya que le da su toque especial.

La «magia» gastronómica continúa en Teúl, localidad donde se pueden disfrutar las gorditas de horno, cuyos ingredientes incluyen queso fresco, requesón, nata y piloncillo, y que se preparan en hornos de piedra. Vale la pena destacar que, a menudo, son preparadas por varios integrantes de una sola familia, quienes se delegan varias funciones para hacer el plato perfecto.

De Zacatecas también hay que mencionar los tacos envenenados  que, se dice, consumían los trabajadores de las minas de la capital. Los sabores a chorizo, frijol, papas y queso, todo frito en manteca, son para muchos imposibles de resistir.

No se puede dejar de lado el caldo de rata, que tiene ingredientes como chayotes, zanahorias y calabazas. Pese a su nombre poco tentador, este plato ha tenido su propio festival en Fresnillo y, se dice, tiene funciones que ayudan a superar resacas y otro tipo de padecimientos.

Cuando llega la hora del postre, varios visitantes y lugareños eligen el queso de tuna, cuyo título engañosamente remite a los lácteos. En realidad, se trata de una tuna cardona que se prepara de manera parecida a la de algunos quesos. Es una gran opción para acompañar un pan o algún otro platillo con sabor salado.

Probablemente varias de estas opciones te inspiren a viajar a Zacatecas cuando sea seguro, trazar una ruta gastronómica y decir: «¡Buen provecho!».

Para gozar
Éstas son otras opciones que Zacatecas presenta para sus visitantes.
– Tomar el teleférico que transporta entre el Cerro del Grillo y el Cerro de la Bufa.
– Visitar la catedral de Zacatecas, ejemplo de la arquitectura barroca. El retablo mayor de este lugar está cubierto de oro.
– Conocer las zonas arqueológicas prehispánicas de Chalchihuites y La Quemada.
– Tomar un mezcal zacatecano producido en Jalpa, Pinos o Teúl.


Los comentarios están cerrados.