REFORMA
REFORMA

MONTERREY. Trabajadores de la Refinería de Cadereyta increparon al Senador Samuel García, quien convocó esta mañana a realizar una clausura simbólica en la planta.

En la entrada a la refinería, el grupo de empleados, presuntamente convocado por Rafael Ortuño, Secretario de la Sección 49, esperó a García.

El legislador de Movimiento Ciudadano acudió a realizar el acto, pero los trabajadores bloquearon el paso de la camioneta.

Incluso, algunos obreros lanzaron piedras contra el vehículo y le dañaron uno de los cristales, además de quitarle una placa.

Por la multitud de trabajadores, García decidió retirarse sin poder realizar el acto.

García argumentó que hizo el llamado en forma de protesta por las altas emisiones de dióxido de azufre que emite la refinería, lo que la convierte en una de las más contaminantes según un estudio de la Nasa.

Además, la Secretaría de Desarrollo Sustentable ha registrado en su sistema de monitoreo ambiental que la refinería ha sobrepasado los límites normados en emisiones de azufre en los últimos 10 meses.

Por: Gabriela Villegas Ramírez


Los comentarios están cerrados.