REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) acusó a la Fiscalía General de la República y a la Guardia Nacional de simular el combate al tráfico ilegal de especies.

El presidente de la Asociación, Ernesto Zazueta, denunció que este fin de semana fue detenida de manera ilegal y arbitraria en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Victoria Chávez Rodríguez, quien recibiría dos monos titis que fueron donados de forma legal e iban a ser trasladados al Centro de Rescate de Vida Silvestre en el Zoológico de Culiacán.

De acuerdo con Zazueta, Chávez Rodríguez fue detenida durante más de 48 horas en condiciones indignas aun cuando acreditó la donación legal de los dos monos.

Además, agregó, el Ministerio Público solicitó al personal del Zoológico de Culiacán una elevada suma de dinero para su liberación, lo que configura el delito de extorsión.

Zazueta señaló que, aunque la mujer ya fue puesta en libertad, hasta ahora se desconoce el paradero de los dos monos titis.

La detención, recordó, tuvo lugar dos meses después de que en el mismo aeropuerto fueron decomisados 15 mil 53 ejemplares de tortuga, cuya procedencia legal no pudo ser acreditada y cuya exportación a China está prohibida.

Dijo que a pesar de que se extrajeron ejemplares que están en peligro de extinción, el individuo de origen chino que cometió el delito no fue tocado «ni con el pétalo de un oficio», ya que no fue detenido, interrogado y mucho menos sancionado.

Esto, abundó, a pesar de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal ante la FGR por el delito de tráfico de vida silvestre. Finalmente, algunos ejemplares de tortuga murieron.

El especialista dijo que lo anterior muestra que la Fiscalía puede tratar como a la peor de las delincuentes a una madre de familia que sólo estaba cumpliendo su trabajo en el marco de la ley, y dejar pasar a un delincuente extranjero que atentó y dañó de manera irreversible y permanente a la fauna silvestre mexicana.

«No es la primera ocasión que la Fiscalía y la Guardia Nacional toma decisiones que no le corresponden en materia de fauna silvestre y fuera del marco de la ley, y esto no puede seguir sucediendo en nuestro País.

El tráfico ilegal de especies es el tercer negocio más redituable en el mundo después de la droga y las armas, y no sólo no se está combatiendo, sino que nuestras autoridades están criminalizando a personas inocentes para simular que sí están haciendo algo contra este grave delito», aseveró.

Por: Martha Alicia Martinez Paredes


Los comentarios están cerrados.