STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

La pandemia en México, como ocurre en muchos otros países de Latinoamérica se encuentra realizando realmente estragos, con numerosos inconvenientes financieros que se generan semana tras semana. Uno de ellos fue que los pagos de créditos solicitados por millones de personas no están siendo pagados en tiempo y forma. Se realizó una encuesta por parte de la Universidad Iberoamericana (IBERO), a los fines de determinar cuáles son los efectos económicos del coronavirus en miles de hogares en el país y uno de los resultados más preocupantes fue que en estos últimos meses, aproximadamente un 17.7% de los que respondieron afirmaron que eligieron directamente no pagar los créditos.

El Sr. Héctor Magaña, que es un especialista que forma parte del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN), que tiene sede en Monterrey, afirmó que hubo en el mes de abril una morosidad que llegó a alcanzar porcentajes de hasta el 2.32% del total de todos los préstamos, y dicho porcentaje, representa sumas de hasta  136,000 millones de pesos. Por otro lado, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó que esta situación de atrasos en los pagos de los financiamientos no se registraba por lo menos desde el año 2016, puntualmente desde el mes de septiembre de dicho año. Pero eso no es lo más preocupante, debido a que los analistas financieros de los bancos, estiman que si la situación no lograr mejorar en el corto plazo, la morosidad en los créditos podría llegar hasta el 5% para fines del 2020.

Tomando nota de todas estas situaciones y a los fines de que no se agrave más la problemática, desde la Asociación de Bancos de México (ABM) se tomó una importante medida que sin lugar a dudas fue muy bien recibida por las autoridades gubernamentales como así también por los usuarios, y consiste en otorgar plazos de hasta 6 meses para que quienes tengan créditos, puedan diferir por ese tiempo el pago de las cuotas. Al menos 51 bancos son los que forman parte de dicha asociación y también garantizarán el cumplimiento de dicho beneficio.

Miles de personas y también empresas vieron que con el paso de los días, sus ingresos se fueron reduciendo para en algunos casos llegar a cero durante varias semanas. Y es por eso que muchos de ellos acudieron a los bancos a solicitar créditos, principalmente las pequeñas y medianas empresas. Hoy en día, a la hora de elegir un microcrédito se deben tener muchas cosas en cuenta y la primera de ellas va a ser si el crédito tiene o no período de gracia, y por otro lado, la tasa de interés, que es mejor que sea fija.

El apoyo a los deudores como otorgamiento de mayores facilidades para otorgar ayuda a empresas y particulares con préstamos son fundamentales actualmente. Estas disposiciones desde el sector privado son muy buenas y se espera que logren positivos resultados, a los fines de evitar la caída de muchos sectores que están viéndose sumamente afectados por la crisis económica que generó el COVID19.


Los comentarios están cerrados.