SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, en un mensaje emitido por redes sociales, afirmó que en estos días de pandemia se vive con la esperanza de que pase algo mejor y sea posible anunciar tiempos nuevos.

Reflexionó que, durante este segundo semestre de 2020, “iniciamos con esperanza de retomar actividades que no impliquen mayores riesgos [de COVID-19]”.

Agregó que se percibe más movimiento en las calles; “nuestra gente empieza a salir, busca, mira, pregunta, se enoja, se cuestiona y regresa más temprano a casa”.

Comparó esta situación con el patriarca Noé, “quien de vez en cuando salía del arca para ver si ya todo estaba seco y regresaba con el pensamiento de todavía no podemos salir”.

Complementó que esta situación es la misma con otras iglesias hermanas, pues “unas ya abrieron las puertas de templos y actividades pastorales, y con ello las puertas de la esperanza”.

Puntualizó que los obispos en México han dado un mensaje en dos vertientes: “amor y abrazo, no tenemos ni oro ni plata para resolver lo que está pasando, lo que tenemos para compartir es el amor que viene de Jesucristo”.

Noriega Barceló precisó que la palabra “resiliencia” ha cobrado significativa importancia en estos días.

“Es decir, la capacidad de aprender de las situaciones no previstas, la capacidad de regenerarse y crear nuevas situaciones de vida a pesar de las adversidades, de no aceptar permanecer agazapados entre las adversidades de la vida”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.