REFORMA
REFORMA

Tras masacre en centro de rehabilitación de Guanajuato, donde murieron 26 personas, el Presidente López Obrador aseguró que no se va a abandonar dicho Estado ante alza de violencia y llamó a revisar si existe contubernio.

Señaló que se padece una situación grave en la entidad debido a enfrentamientos entre grupos de la delincuencia.

«Lo de ayer fue muy fuerte, nos vamos nosotros abandonar al pueblo de Guanajuato, ya lo hemos dicho, ayer lo expresé, tenemos elementos de la Secretaría de Marina, de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional, van a continuar protegiendo a la población, es una situación muy grave la que se está padeciendo Guanajuato, vamos a seguir apoyando, esto pues no tiene que ver con cuestiones políticas o partidistas», expresó en conferencia mañanera.

«Sí hay una confrontación de bandas y son agresiones entre ellos, en la mayoría de los casos, pero nosotros no queremos que nadie pierda la vida. Creció mucho el problema, lo dejaron crecer y hay que ver si no hay contubernio, es decir, asociación delictuosa (pega en el atril) entre delincuencia y autoridad».

Asimismo, el Mandatario pidió trabajar de manera coordinada entre autoridades estatales, Sedena y Marina y recomendó al Gobernador asistir personalmente a reuniones con Gabinete de seguridad.

«No se trata de culpar, sino que se trabaje de manera conjunta, de verdad, que se haga un lado la hipocresía y, en efecto, ayer habló con la Secretaria de Gobernación el Gobernador de Guanajuato y se va a buscar que se mantengan el apoyo del Gobierno federal, lo tenemos que hacer, es nuestra responsabilidad de proteger a la gente de Guanajuato, también con la recomendación respetuosa de que se haga una revisión sobre el funcionamiento de los órganos encargados de impartir justicia en Guanajuato», comentó.

Indicó que en Guanajuato se registra un promedio del 12 por ciento de homicidios del total de los que ocurren en el País.

López Obrador también mostró una gráfica que indicaba 14 estados sin homicidios el día de ayer, mientras que 53 por ciento se registraron en tres estados: Guanajuato Puebla y Michoacán, con 33, 8 y 8, respectivamente.

Ayer, un comando armado irrumpió en un centro de rehabilitación de Irapuato, Guanajuato, y mató al menos a 26 personas.

Según reportes, los agresores arribaron en más de 10 vehículos, sometieron a las personas y abrieron fuego.

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.