REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El Pleno del Senado aprobó reformas al Código Penal federal para sancionar la piratería cuando se incurra en la ruptura o violación de candados digitales.

Con este aval, se sanciona esencialmente la grabación no autorizada de obras cinematográficas y fonográficas a través de las nuevas tecnologías.

En el artículo 168 bis se sanciona a quien reciba o distribuya una señal de satélite cifrada portadora de programas, originalmente codificada, sin la autorización del distribuidor legal.

Se mantienen penas de prisión de dos a seis años, pero las multas económicas aumentan.

La norma vigente prevé de 100 a 10 mil UMAs (Unidad de Medida y Actualización); la nueva ley pasará de mil a 100 mil UMAs.

Los senadores añaden nuevos artículos al Código Penal

A quien grabe, transmita o realice una copia total o parcial de una obra cinematográfica protegida, exhibida en una sala de cine o lugares que hagan sus veces, sin la autorización del titular del derecho de autor o derechos conexos, se le aplicará prisión de tres a 10 años y de dos mil a veinte mil días multa.

Y quien fabrique, modifique, importe, distribuya, venda o arriende un dispositivo o sistema para descifrar una señal de satélite cifrada, portadora de programas, sin autorización del distribuidor legítimo de dicha señal, también tendrá la sanción de seis meses a cuatro años de prisión, y de 300 a 3 mil días multa.

La misma sanción de prisión, pero días multa de 500 a mil, se aplicará para quienes, a sabiendas y con fines de lucro, eludan, sin autorización, cualquier medida tecnológica de protección efectiva que utilicen los productores de fonogramas, artistas, intérpretes o ejecutantes, así como autores de cualquier obra protegida por derechos de autor o derechos conexos.

Esa misma sanción aplicará al que, con fines de lucro, fabrique, importe, distribuya, rente o de cualquier manera comercialice dispositivos, productos o componentes destinados a eludir una medida tecnológica de protección efectiva que utilicen los productores de fonogramas, artistas, intérpretes o ejecutantes.

Quien brinde u ofrezca servicios al público para eludir medidas de protección tendrá la misma sanción.

El mismo castigo se prevé a quien suprima o altere, por sí o por medio de otro, cualquier información sobre gestión de derechos.

Por: Claudia Salazar


Los comentarios están cerrados.