REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. José Luis Oramas Vargas fue separado como director del Hospital de Pemex en Villahermosa, Tabasco, tras la muerte de al menos ocho derechohabientes que recibieron heparina sódica contaminada en hemodiálisis.

Según medios tabasqueños, esta acción se trata de una rotación, pero se desconoce en dónde fue reubicado.

Su puesto es ocupado desde el pasado miércoles por Sergio Javier Madrigal Arana, quien era el director de Hospital de Pemex en Reynosa, Tamaulipas.

Actualmente se realiza el proceso de entrega-recepción en la institución de salud.

Desde el pasado 29 de febrero y durante las cuatro semanas posteriores, en Tabasco se registraron al menos ocho derechohabientes fallecidos y 50 más afectados por el suministro de la heparina del lote C18E881 durante la hemodiálisis.

Aunque Pemex reconoce ocho muertos, los familiares de los afectados afirman que las víctimas son al menos 10.

En el último comunicado emitido sobre este tema el pasado 27 de marzo, la petrolera afirmó que colabora con la Fiscalía General de la República (FGR) en las investigaciones que realiza en torno a la denuncia por estos hechos con el objetivo de que se proceda conforme a la ley contra quien o quienes resulten responsables.

Por: Óscar Luna


Los comentarios están cerrados.