NOTIMEX
NOTIMEX

Cuautitlán.- Una pelea entre dos internos del Penal de Cuautitlán ocasionó la presencia de familiares en la puerta de la cárcel en donde intentaron evitar que se apostaran al menos 200 elementos de la policía estatal, con quienes forcejearon, lanzaron golpes y toda clase de objetos.

Sin embargo los uniformados lograron tomar la entrada del reclusorio, donde antes, un funcionario de Prevención y Reinserción Social del Sistema penitenciario del Estado de México, había afirmado que no había heridos.

El funcionario estatal indicó a los familiares presentes que las visitas se habían suspendido porque el centro de reclusión se convirtió en un foco de infección, por lo que «nadie puede entrar».

Luego de que hoy se reubicara a las internas para trasladarlas a otro reclusorio, con el fin de convertir el lugar en sitio de atención a los presos enfermos por coronavirus, el funcionario agregó que la autoridad sanitaria ordena la suspensión de las visitas.

«Les garantizo que nadie ha sido golpeado, hubo una riña entre dos presos que hicieron desorden, que quisieron tumbar la puerta, y la responsabilidad de la autoridad es contenerlos. Por favor deben ser prudentes», les dijo a los familiares ahí presentes y luego ingresó a la cárcel.

Luego llegaron al menos 200 elementos policíacos que se apostaron por la fuerza en la entrada con escudos, lanzando a los familiares de la puerta, en donde recibieron toda clase de improperios y golpes.


Los comentarios están cerrados.