CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

Jerez de García Salinas, Sombrerete, Río Grande y Juchipila, acordaron prohibir, a partir de este viernes, desde las 18 horas, la venta de bebidas embriagantes, “como medida preventiva para evitar reuniones y, con ello, posibles contagios y propagación del coronavirus Covid-19”.

En tanto, Villanueva y Nochistlán de Mejía sólo tienen permiso de hacer ventas para llevar.

De acuerdo con el ayuntamiento de Jerez, el secretario de gobierno, Liborio Carrillo Castro, consideró de suma importancia intensificar las medidas precautorias, sobre todo en esta temporada de retorno de migrantes, lo que implicaría probables contagios masivos.

Por tanto, advirtió que todos los establecimientos que vendan bebidas alcohólicas deberán cerrar, o de lo contrario, serán acreedores a sanciones que pueden ir desde multas, hasta la clausura de los permisos.

Por ser un municipio de tradiciones festivas, el secretario dijo que la venta de estos productos “ha generado muchos problemas, debido a que aunque bares y cantinas cerraron, muchos depósitos y tiendas que tienen permiso siguen abiertos”.

En Juchipila, el presidente municipal, Rafael Jiménez Núñez, citó a los comerciantes para advertirles sobre el avance de la pandemia y de los esfuerzos que se hacen para que el virus no se propague de manera que no se pueda contener.

Les dijo que cerrar los establecimientos y la venta de bebidas alcohólicas evitará la aglomeración de gente, mucho más cuando los paisanos no dejan de llegar a visitar a sus familiares.

De hecho, lamentó que por ello se tuviera que cerrar la plaza principal, ya que en un día cualquiera “parecía domingo”, y reprochó que la gente no comprende la gravedad del asunto.

Por ello, dijo que Juchipila se suma al refuerzo de acciones y atendiendo los decretos dictados por el Congreso del Estado y bajar información de importancia a todos los ciudadanos, por lo que reiteró que las medidas serán drásticas, y por ello hizo la convocatoria a todas las personas, incluso a los dueños de transporte, para evitar que se conviertan en un posible foco de infección, “lo que han acatado bien ya los restauranteros. Quien no acate, será incluso llevado a los separos de la policía”.

A su vez, el ayuntamiento de Sombrerete publicó un aviso en sus redes sociales, en el que informa que por disposición oficial queda suspendida la venta de alcohol después de las 18 horas, en comercios, bares y restaurantes, como medida de prevención para evitar el contagio masivo, y cuya disposición fue establecida por el Consejo de Salud Municipal.

Río Grande, por su parte, se dirigió a dueños de cantinas, bares, centros botaneros, modeloramas, depósitos de cerveza, centros comerciales y billares, para que, dada la contingencia, dejen de vender bebidas hasta en tanto siga el estado de emergencia.


Nuestros lectores comentan

  1. El Municipio de TEPETONGO también se acaba de unir a partir del 2 de Abril prohíbe la venta de alcohol y cualquier tipo de bebida embriagante para evitar aglomeraciones!

  2. Me parece bien; en lo que no estoy de acuerdo es en que se les prohiba la antrada a las tiendas de abarrotes a las personas mayores de 60 años ,embarazadas, y niños; hay muchas de ellas que no tienen quien les compre el mandado que necesitan.