CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

APOZOL. Para contrarrestar los efectos de la contingencia por la pandemia del coronavirus Covid-19, el ayuntamiento encabezado por Dora Isabel Jáuregui, beneficiará, en una primera entrega, a 80 abuelitos en situación de abandono o que tienen alguna enfermedad, con despensas que se les llevarán hasta sus viviendas.

La alcaldesa, junto con su equipo de trabajo, adquirieron los insumos y ordenaron cada una de las despensas que serán distribuidas en ocho localidades como Colonia México, Rancho Nuevo, San Isidro, San Miguel, El Rescoldo y otras, así como la cabecera municipal.

La presidente municipal explicó que es más gente la que necesita de este apoyo, pero las despensas se irán distribuyendo conforme las necesidades, y quienes ahora importan más son los abuelitos, aunque posteriormente, y mediante solicitudes, se atenderá a las personas que queden en situación vulnerable por la pérdida de trabajo o que disminuyeran sus ingresos por la contingencia.

Reiteró que son muchas personas las que requerirán este beneficio, pero “iremos escalando, a fin de que les llegue a todo y no se termine el apoyo de inmediato, por lo que primero se atenderán los asuntos urgentes y, durante los siguientes meses, se reforzará esta medida con las familias vulnerables”.

Comentó que en Colonia Madero, Juárez, Palma Cuata y El Sáuz, entre otras, la gente se dedica principalmente al campo: “aún si no tuvieran necesidad de alimentos, estaremos pendiente de lo que necesiten en un momento dado”.

Respecto de las medidas sanitarias que tomó en la cabecera municipal, en coordinación con la Jurisdicción Sanitaria de Jalpa, se sanitizaron los lugares de convivencia y a los comercios se les entregó gel antibacterial, así como un documento oficial con las medidas sanitarias que deben acatar en la atención al cliente.

“Por fortuna, hasta este momento no ha cerrado ningún establecimiento comercial, gracias a dios, y la gente sigue laborando de manera normal”.

“Con lo que me he enfrentado es con gente que no acata las disposiciones de quedarse en casa, por lo que se les está llamando la atención para que atiendan las instrucciones”.

Referente al Hotel Paraíso Caxcán, que está cerrado desde el pasado 18 de marzo, comentó que los más perjudicados fueron los comerciantes de los alrededores ante la falta de turistas.

Por lo demás, agregó que por ahora lo más importante es crear conciencia entre la gente, “que tiene una responsabilidad como ciudadanos y al final de cuentas nos cuidamos todos”.


Los comentarios están cerrados.