PUROS GRILLOS

Al parecer, muy poco duró la euforia que desató el alcalde de Tlaltenango, Miguel Varela, por la donación de sueldos para el guardadito del estado contra el coronavirus Covid-19. Salvo la senadora priísta Claudia Anaya y el secretario de Finanzas, Jorge Miranda, además de uno que otro funcionario municipal, unos cuantos fueron los que sacaron sus veintes para la cuenta que publicó el gobernador Alejandro Tello.

Aparte de los que ya se habían sumado, del resto del gabinete no se sabe. Bien dicen las serpientes: todo secretario se parece a su secretaría ¡y a sus resultados!, que, como en la coperacha, quedan a deber. Y qué decir de los diputados. Tras el lanzamiento del reto y que se supiera que legisladores de otros estados, como Oaxaca, Veracruz y Sonora, sí le entraron, los de Zacatecas decidieron “reforzar” la cuarentena y bajarle el ritmo en redes (los que las tienen). No vaya siendo…

 

PRIMERO LO PRIMERO

Los que también andan muy calladitos son los líderes de partidos, menos el PRI que, frente a la convocatoria del primer priísta del estado, tiene sus prioridades muy claras: avanzar con la afiliación de militantes. ¡Que ni la contingencia sanitaria los detiene!, advirtieron este jueves a través de un boletín. Que sí aportan, pero “capital político” a lo que queda del instituto. Que hacen un llamado… para hinchar el padrón. ¡Ni en tiempos de Solidaridad!

¿Los demás? Es que todos son expertos en comercio exterior, feministas e incluso epidemiólogos, siempre y cuando no cueste. En tiempos de emergencia, las serpientes se preguntan dónde quedó el bloque de los “Cuatro Fantásticos”: el tricolor Gustavo Uribe, la albiazul Noemí Luna, el perredista Arturo Ortiz y el naranja Felipe Álvarez. Las prerrogativas son pocas y el TUCOM (Todos Unidos contra Morena-Monreal) va a costar, fue la respuesta.

 

MUCHO RUIDO Y…

Por cierto que, como no sueltan las dirigencias, tampoco lana en Morena Zacatecas. Ya ni porque fue el zacatecano Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional interino del partido, el que propuso reducir 50 por ciento de los recursos para los institutos políticos y darlos al sector salud. Tampoco porque lo sugirió el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien pidió “lo que sea su voluntad”.

Y fueron otros estados, oootra vez, los que levantaron primero la mano. Mientras tanto, los guindas locales se preguntan qué será del dirigente de Morena en Zacatecas, Fernando Arteaga, el mismo que a inicios de este año aseguró que su postura es que 100 por ciento del dinero que reciban los partidos fuera destinado “al pueblo”. Los chismosos esperan su pronunciamiento o, en su caso, que Luis El Oso Medina Lizalde interrumpa su hibernación. Mientras tanto, las víboras dedicarán los siguientes días para preparar más Veneno. Y, por favor, haga caso a la recomendación y ¡quédese en el nido!


Los comentarios están cerrados.