KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Bajo el lema Puedo Aprender, Puedo Trabajar, este 2 de abril se celebra el Día Internacional de la Concientización sobre el Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Con la campaña internacional Puedo Aprender, Puedo Trabajar, se reivindica un esfuerzo por parte de las autoridades, y de la sociedad en general, para facilitar a las personas en esta condición acceso a una educación de calidad con la que puedan desarrollar un trabajo remunerado y con ello ser autónomas e independientes.

En este sentido, Ana Lilia Sosa Mendoza, presidenta y fundadora de la Asociación Esperanza por el Autismo en Zacatecas (AEAZ), mencionó que en el estado se ha tenido un gran avance en la inclusión de los jóvenes con TEA.

Agregó que a través del Centro de Atención Multidisciplinario (CAM) han involucrado al mundo laboral a varios jóvenes quienes reciben una remuneración económica por su trabajo, lo cual los hace sentir productivos e incluidos dentro de la sociedad.

Refirió que a dos años seis meses de que se fundó la asociación, se han visto grandes resultados, especialmente en el ámbito educativo donde los profesores de diversos niveles se han acercado a la asociación para buscar asesoría sobre el tipo de atención que requieren los niños con TEA.

Aún con estos avances recalcó que aún hace falta difundir más información sobre el TEA a la población, ya que aún existen personas que desconocen de este síndrome y por ello no pueden comprender algunas de las reacciones de los niños o jóvenes autistas.

Sosa Mendoza, agregó que con la Contingencia que se vive por la pandemia de Coronavirus COVID-19 los niños autistas pueden verse afectados ya que se tuvo que realizar una modificación a sus actividades programadas; además, de que el estar en un solo lugar y sin mucha actividad física se estresan e inician problemas de conducta principalmente.

Por esta razón hace un llamado de comprensión a la población al momento de ver a una madre o padre caminando con su hijo ya que es una actividad que se ven forzados a realizar para disminuir un poco la atención.

Detalló que es posible que tanto la madre como el niño porten una prenda de color azul, la cual servirá como identificación del por qué se encuentra paseando por la calle.


Los comentarios están cerrados.