SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Isela Zúñiga Campos, zacatecana que permaneció varada en la ciudad de Cusco, Perú, durante dos días luego de que el presidente de dicha nación, Martín Vizcarra, decretara el cierre de las fronteras el pasado domingo, llegó a la Ciudad de México al medio día de este martes.

Zúñiga Campos, en entrevista con NTR Medios de Comunicación, informó que para regresar al país tuvo que abandonar el hotel en el cual se encontraba para buscar un vuelo a la ciudad de Lima.

La zacatecana calificó como un milagro el haber conseguido vuelo, “porque hay muchos mexicanos varados: 900 en Lima y unos 400 en Cusco”, detalló.

Explicó que esta información se conoce gracias a los grupos de WhattsApp, que es la vía por la cual están en contacto con los otros turistas mexicanos en Perú.

Para salir del país, Zúñiga Campos y su amiga durante varias horas debieron insistir en la taquilla, “creo que la persona que nos atendió se compadeció de nosotras, porque estábamos ahí llorando para conseguir un lugar”.

Finalmente lograron viajar por la noche del lunes a Lima; en este lugar, la batalla por conseguir asientos en algún avión con destino a la Ciudad de México se repitió.

“Sólo dejaban abordar a quienes ya tenían su boleto de antemano y teníamos que estar en lista de espera para que nos asignaran un asiento”, relató.

Durante la negociación para obtener el boleto, tuvo que pagar 360 dólares a la empresa Latam Airlines, lo que representó un desembolso de alrededor de 8 mil pesos mexicanos.

Una vez en Lima lograron abordar otro avión alrededor de las 5 horas; “ahí, un señor que estaba en la taquilla nos ayudó para poder abordar el vuelo y que no nos cobraran más dinero”.

Isela Zúñiga y su amiga lograron abordar un vuelo con destino la Ciudad de México; “ahora sólo tenemos que esperar que Aeromexico nos permita cambiar nuestro vuelo a Zacatecas; lo importante es que ya estamos aquí”.

Sin embargo, para Isela Zúñiga es necesario que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mire hacia los mil 300 mexicanos que están varados en las ciudades de Lima y Cusco.

“Es mucha gente la que no tiene dónde alojarse y sin posibilidades de salir de este país; tienen que ayudarles, porque es algo que se repite en muchos países”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.