REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. La Tasa de Desocupación del país aumentó 0.51 puntos porcentuales en enero pasado, a 3.66 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), su cifra más alta desde septiembre de 2016, mes en que fue de 3.85 por ciento.

Las cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que con la variación reportada en el primer mes del año se interrumpieron las bajas que reportó la tasa de desocupación en noviembre y diciembre pasado.

Por sexos, la tasa que más se incrementó en el primer mes del año fue la de mujeres, con 0.66 puntos porcentuales, a 3.80 por ciento, lo que contrasta con una reducción en diciembre.

La desocupación en hombres subió a 3.50 por ciento frente a 3.14 por ciento del último mes del año previo.

La Tasa de Desocupación se refiere al porcentaje de la PEA que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

También presentó durante enero un avance la Tasa de Ocupación en el Sector Informal (TOSI) para quedar en 27.72 por ciento de la población ocupada, 0.28 puntos porcentuales más que en diciembre, mes en que aumentó 0.24 puntos.

La TOSI considera la proporción de la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa.

No obstante lo anterior, pues la TOSI es su principal componente, la Tasa de Informalidad Laboral (TIL) observó un ligero descenso de 0.08 puntos porcentuales, a 55.98 por ciento de la población ocupada.

La TIL es proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Por su parte, el porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, es decir, la Tasa de Subocupación, disminuyó en enero a 7.49 por ciento de la población ocupada, 0.12 puntos menos que en el último mes del año pasado.

La información de Inegi refiere que, durante enero pasado, el 60.26 por ciento de la población de 15 años y más en el País fue económicamente activa, por lo que la tasa de participación resultó 0.11 puntos porcentuales menor al registro de un mes atrás.

Con excepción de la Tasa de Informalidad Laboral, que bajó 0.30 puntos porcentuales, el resto de los indicadores laborales registraron incrementos con respecto a enero de 2019, entre los que destacó la subocupación nacional, con un alza de 0.63 puntos.

Por: Ernesto Sarabia


Los comentarios están cerrados.