Reforma
Reforma

ESTADO DE MÉXICO. Una tía de Mario Reyes, implicado junto con Giovana Cruz en el presunto feminicidio de Fátima, llamó a la Policía para que los detuvieran.

Ambos pidieron rentar un cuarto a Irma, tía de Mario, en el Ejido la Palma, en el Municipio de Isidro Fabela, Estado de México.

Irma y su pareja Mayela Adriana observaron el retrato de ambos, los cuales fueron difundidos en medios de comunicación, motivo por el que los reconocieron y les pidieron una explicación.

Mayela narró a REFORMA que decidieron llamar a la Policía porque Mario había encargado a Giovana retener a Fátima.

«Yo también tengo familia y pues la verdad si hubiera sido alguien de mi familia también los hubiera delatado».

«Se me hace horrible lo que hicieron», dijo.

Agregó que confesaron que asfixiaron a la pequeña de siete años después de saber que estaban siendo buscados.

Por: Alejandro León


Los comentarios están cerrados.