ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El fiscal general de Justicia del Estado, Francisco Murillo Ruiseco, informó que las autoridades ya tenían localizado al policía penitenciario acusado de violar a una interna en la cárcel distrital de Calera, pero el custodio, fugitivo desde noviembre de 2018, se volvió a escapar.

“No puedo hablar de la orden de aprehensión. Por haberlo dicho así ya se peló; ayer (lunes) lo teníamos ubicado. ¿Cómo puedo hablar de una orden de aprehensión? ¿Y cómo lo detenemos?”, declaró este martes.

El titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) se negó a dar más declaraciones con el argumento de que al informar a los medios de comunicación sobre una orden de aprensión se pierde el sigilo necesario.

Explicó que las autoridades no lograron detener al presunto responsable de la agresión sexual contra una reclusa, que ha sido noticia nacional esta semana, porque no se respetó este aspecto del procedimiento.

“Es su tema que no se puede decir: las órdenes de aprehensión son con el mayor sigilo. Pero lamentablemente, cuando se ventilan esos casos, pues es que la eficacia radica en el sigilo y ahorita ¿cómo le vamos a hacer? (sic)”, argumentó.

Esto luego de que, en conferencia de prensa, la fiscal especializada para la Atención de Delitos contra las Mujeres por Razones de Género, Fátima Encina Arroyo, admitiera que no existía una orden de aprehensión contra el custodio señalado.

“No tenemos un mandamiento judicial (para detenerlo) puede ser en horas o en días que podamos contar con ella”, adelantó el 13 de febrero, a dos años de que la víctima denunció el ataque, después circularon versiones de que estos días se les había sido otorgada.


Los comentarios están cerrados.